Bruselas impondrá aranceles definitivos del 25% a productos de acero de terceros

La Comisión Europea (CE) ha notificado este lunes a la Organización Mundial del Comercio la intención del bloque de imponer aranceles definitivos del 25% a las importaciones de 26 categorías de productos de acero. El objetivo de Bruselas es salvaguardar a los productores europeos, a raíz de los impuestos del 25%, que la Administración estadounidense de Donald Trump impuso a la importación de este metal.

Bruselas justifica la adopción de aranceles definitivos, tras concluir en una investigación que inició en marzo, que las importaciones al mercado europeo han aumentado de forma significativa y espera que sigan creciendo, tras la decisión de Washington de imponer un arancel del 25% a dicho metal. La Comisión insiste en que si siguen aumentando las importaciones de acero al mercado europeo habrá una presión a la baja de precios.

Los Estados miembro deberán dar su visto bueno a las medidas propuestas por la Comisión (algo que se espera que hagan a mediados de enero), para que el Ejecutivo comunitario pueda aprobar formalmente los aranceles definitivos. Estos impuestos se aplicarían durante tres años, aunque se pueden revisar “si las circunstancias cambian”.

La comisaria de Comercio europea, Cecilia Malmström, se reunirá este martes en Washington con el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, para “avanzar” en la agenda comercial acordada entre el presidente Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el pasado mes de julio.

El objetivo es frenar la guerra comercial por los aranceles al acero y aluminio de EE UU, y las medidas de respuesta adoptadas por la UE. Juncker y Trump subrayaron su deseo de “resolver” la disputa por los impuestos al acero y se comprometieron a trabajar “hacia aranceles cero” y para aumentar el comercio en servicios, químicos, farmacéuticos, productos médicos y de soja, entre otros.

Malmström, además, mantendrá discusiones trilaterales el miércoles con EE UU y Japón sobre “distorsiones” comerciales, según informó Bruselas.

11/01/2019|