Incremento del 4,5% sobre los beneficios fiscales asociados a loterías

Quienes resulten ganadores de los sorteos de lotería este año serán doblemente afortunados. De los premios que obtengan, ahorrarán un total de 410,32 millones de euros en el pago de impuestos gracias al nuevo incremento del mínimo exento de tributar, según las previsiones recogidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez. La cifra supone un incremento del 4,5% sobre los beneficios fiscales asociados a loterías en el año 2018 y el mayor monto de los últimos seis años.

En concreto, se trata del mayor volumen de premios de lotería exentos del pago de impuestos desde el año 2013. Aquel ejercicio, las ganancias de la lotería pasaron a tributar al 20% a partir de los 2.500 euros, como parte del plan de incremento de ingresos públicos que puso en marcha el Ejecutivo de Mariano Rajoy para sanear las cuentas del Estado.

Según recogen los informes de la Agencia Tributaria, debido al desplazamiento parcial de la recaudación pública correspondiente a 2012 –cuando la lotería seguía exenta– al ejercicio 2013 –en el que dejó de estarlo– ese último año los ganadores se ahorraron 972,52 millones de euros. Al año siguiente, sin embargo, una vez plenamente implantada la tributación por las ganancias de los sorteos y ya sin la herencia de ejercicios en que estaban exentas, el beneficio fiscal se derrumbó hasta los 364,4 millones de euros.

La cifra, el monto que Hacienda deja de recaudar de los premios repartidos, osciló apenas en 20 millones arriba o abajo durante los siguientes años. En 2018, sin embargo, el Gobierno de Rajoy dejó como legado un incremento progresivo de los mínimos exentos de tributación. En concreto, la cifra pasó de 2.500 euros a 10.000 euros a partir del 5 de julio. La medida benefició, por ejemplo, a los ganadores del sorteo de la Navidad del 22 de diciembre, y sus efectos se harán notar parcialmente en la caja de 2019.

Además, el pasado 1 de enero, el monto libre de impuestos se elevó de nuevo hasta los 20.000 euros, siguiendo el calendario establecido. Este fija, a su vez, que la cuantía ascienda hasta los 40.000 euros a partir del 1 de enero de 2020, lo que hace prever que los beneficios fiscales vuelvan a crecer de nuevo con fuerza el próximo ejercicio.

De momento, la medida permitirá elevar el monto de premios exentos por encima de los 400 millones de euros por primera vez en más de un lustro. Con todo, sin embargo, el ahorro fiscal del que disfrutan los ganadores de loterías ha descendido a una cuarta parte de los umbrales que llegó a alcanzar hace una década, y ha descendido un 58% desde que los premios comenzaron a tributar.

12/02/2019|