El Gobierno asume que el enfriamiento de la economía afectará también a España

El Gobierno comienza a asumir que la economía española no podrá permanecer aislada ante la nueva tormenta económica internacional. El objetivo de crecimiento del 2,2%, previsto por el Ejecutivo socialista, ahora en funciones, parece difuminarse.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha presentado hoy en el Consejo de Ministros un informe en el que apunta a que, aunque España crece por encima de la zona euro y permanece inmersa en una fase de recuperación tras los estragos de la crisis "menos intensa pero estable y equilibrada", la economía española está "muy abierta" y "no podrá aislarse si se alarga esta etapa de enfriamiento de la economía europea y otras partes del mundo" y sigue "la ralentización comercial".

Moncloa abandona así la complacencia de los últimos meses, pero pide no caer en el "alarmismo" ni el "catastrofismo". La lectura de la ministra es que la economía española no presenta los "signos de vulnerabilidad" que nos hicieron tener la "la larga y profunda recesión de la última crisis". La inflación está contenida, se gana competitividad, se reduce el déficit y la deuda pública, el mercado financiero es más sólido y la situación de las familias y las empresas es más estable porque han reducido el endeudamiento, ha explicado. "Los fundamentos son más firmes para hacer frente a cualquier episodio de inestabilidad".

La mayor prueba sería que, según Economía, se mantienen las previsiones de creación de empleo porque el mercado laboral es "dinámico". El único aumento del paro que Calviño ha reconocido es puramente "estacional".

Según la ministra el Gobierno era consciente de las dificultades a las que podía enfrentarse este otoño por los efectos de un Brexit sin un acuerdo y por eso no se sumaron a la "euforia" de otros organismos, partidarios de subir el objetivo de crecimiento. Pero por primera vez se alude a una revisión a la baja. "El resultado final de este ejercicio dependerá mucho de lo que suceda con la salida del Reino Unido de la UE y otros focos como la tensión comercial con EEUU".

"Por supuesto que si hay que revisarlo se hará. El comportamiento de este Gobierno es de enorme prudencia", defendió Calviño. El Gobierno debe enviar antes del 15 de octubre a la Comisión Europea el nuevo cuadro macroeconómico.

09/10/2019|