El Ibex recupera los 9.400 con Wall Street revalidando sus máximos

China y EE UU están cada día más cerca de cerrar la primera fase de un pacto comercial. Las declaraciones realizadas el fin de semana por el secretario de comercio de EE UU, Wilbur Ross, sirvieron de aliciente a los mercados. En una jornada en la que Wall Street volvió a registrar récords (al del S&P 500 se añadió el del Dow Jones), el Ibex 35 se sumó a la fiesta con un alza del 0,95%. En la segunda sesión de noviembre, el selectivo volvió a recuperar los 9.400. En niveles intradía la Bolsa española llegó a marcar máximos de abril, unas cotas que al cierre no logró conservar.

El tono positivo fue la corriente imperante en la renta variable. Mientras en EE UU, el Dow Jones y el S&P 500 marcaban nuevos máximos, en Europa, los principales índices retornaban a niveles de 2018. Con un alza del 1,35%, el Dax alemán marcó máximos de mayo de 2018, una proeza que igualó el Mib italiano, que sumó un 1,64%. El Euro Stoxx (1,14%) logró alcanzar niveles de enero de 2018 gracias al impulso de los bancos y las automovilísticas mientras que el Cac francés (1,08%) revalidó máximos de octubre de 2007.

No obstante, en el Ibex 35 el valor más alcista de la jornada fue Bankia, que se anotó un 4,98%. El sector bancario se sumó a los ascensos con Santander anotándose un 3,27%; BBVA sumó un 3,06%; Sabadell, un 2,53%; Bankinter, un 2,51% y CaixaBank, un 1,74%. Las acereras ocuparon un papel destacado. ArceloMittal avanzó un 4,06% y Acerinox, que presentó sus resultados del tercer trimestre, repuntó un 3,88%.

Sin embargo, el foco de atención de la jornada fue para IAG, que una hora antes de la apertura del mercado, informó a la CNMV la compra de Air Europa. La noticia fue recibida con entusiasmo y en la Bolsa española, las acciones de la aerolínea repuntaron un 0,95%. Desde los mínimos de junio, IAG rebota un 42,7%. Dentro de las aerolíneas europeas también destacaron los ascensos de Ryanair, que se anotó un 8,2% después de dar a conocer sus cuentas.

En el lado de los descensos sobresalió Meliá, que bajó un 2,42% tras el recorte de recomendación por parte de Oddo, que pasa de comprar a neutral. A la hotelera se sumaron Cellnex, que perdió un 1%, Viscofan, que se dejó un 0,78% y las utilities como Iberdrola (-0,44%) y Naturgy (-0,37%).

El mercado de deuda no experimentó cambios significativos. Las rentabilidades de la deuda ascendieron ligeramente. Así el rendimiento del bono español a diez años recuperó el 0,3% mientras la deuda alemana pasó del -0,38% al -0,35%. Todo ello en una jornada en la que se publicó el PMI manufacturero de la zona euro que cerró octubre en los 45,9 puntos, por debajo de los 50 que es considerada la barrera entre una actividad económica en expansión y una en contracción.

08/11/2019|