El Gobierno solo usará 2.900 millones de euros de la hucha de las pensiones

Frente a los 3.600 que autorizados en un primer momento. Así lo ha anunciado este miércoles la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en la sesión de la Diputación Permanente del Congreso en la que se ha convalidado el decreto que amplía a 600 millones las transferencias del Estado a la Seguridad Social. Tras la nómina de diciembre la denominada hucha de las pensiones, que llegó a contar con más de 65.000 millones, se quedará con 2.150.

En un principio, el Ejecutivo había autorizado sacar hasta 3.598,20 millones de euros del Fondo de Reserva, el máximo del 3% del que podría disponerse, para pagar la extra de las pensiones de Navidad, pero finalmente Valerio ha dicho que "vamos a disponer de una cantidad menor". La razón es que la recaudación por cotizaciones sociales está aumentando este año a un ritmo del 8%, gracias al incremento de las bases máximas de cotización y a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), entre otras medidas. Además, ha recordado que la lucha contra el fraude laboral y las acciones inspectoras de Trabajo han ayudado a aflorar un importe de 1.300 millones de euros de recaudación.

El pasado 15 de noviembre, el Gobierno aprobó un Real Decreto Ley para autorizar que la Seguridad Social aumentase en 8.000 millones el gasto en pensiones respecto al previsto en los presupuestos de 2018, que siguen vigentes puesto que los de 2019 fueron rechazados. Las cuentas de 2018 preveían un aumento mínimo de las pensiones del 0,25%, pero estas se revalorizaron un 1,6% y un 3% en el caso de las mínimas. En ese decreto, además, se autorizaba sacar 3.598 millones de euros de la hucha de las pensiones para pagar la extra y se establecía una transferencia de 600 millones a la Seguridad Social que se sumaba a los 1.300 ya autorizados en las cuentas prorrogadas.

"La situación de prórroga presupuestaria motiva una importante distancia entre las magnitudes que sirvieron de base para confeccionar el presupuesto de 2018 y el volumen de obligaciones que deben soportar los créditos de sus respectivos presupuestos de gastos para el presente", ha hecho hincapié la ministra Valerio durante su comparecencia. Ha recordado que el aumento de las pensiones fue del 1,6% este año y del 3% en el caso de las mínimas, aumentos no previstos en las cuentas prorrogadas, como tampoco lo estaba el mayor aumento de los ingresos por cotizaciones, debido a la mejora de los salarios, al alza del SMI y al aumento de las bases mínimas y máximas de las cotizaciones.

En el último mes del año, la Seguridad Social abona la paga ordinaria y extraordinaria de más de 9,5 millones de pensiones, lo que supone un desembolso total superior a los 19.000 millones de euros. La Tesorería General de la Seguridad Social financiará el pago con la ampliación de crédito por el incremento de cuotas y la disposición del Fondo de Reserva aprobados. El decreto ha sido convalidado con los votos favorables de todos los partidos políticos, menos Vox, que se ha abstenido.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social alcanzó su importe máximo en 2011, cuando sumó un total de 66.815 millones de euros y, a partir de 2012, el primer año de disposición, se retiraron 7.003 millones de euros; en 2013, se dispuso de 11.648 millones de euros; en 2014, 15.300 millones de euros; en 2015, 13.250 millones de euros; en 2016 se dispuso de 20.136 millones de euros; en 2017, de 7.100 millones de euros, y en 2018 se retiraron 3.000 millones de euros. Tras esta última disposición de la 'hucha de las pensiones', a cierre de 2019 su importe se situará en unos 2.150 millones de euros.

02/12/2019|