Los españoles con plan de pensiones ahorran 1.772 euros en impuestos al año

Casi 2.000 euros al año, este el ahorro en impuestos que los partícipes de planes de pensiones privados tienen de media como producto de las desgravaciones previstas por la Administración para los contratantes de estos instrumentos de previsión financiera a largo plazo destinados al complemento de la jubilación. Tal y como apuntan los técnicos de Hacienda pertenecientes al sindicato Gestha, de media, los partícipes del sistema de previsión individual se redujeron individualmente de sus bases imponibles en una media de 1.772,4 euros. Concretamente, fueron algo más de 2,9 millones de contribuyentes, lo que supone un 14,8% del total de declarantes en España, si bien, según señalan los propios técnicos "se beneficiaron más conforme aumenta la renta a partir de 60.000 euros" siendo los declarantes de rentas superiores a 150.000 euros los más beneficiados.

Esto significa que no todos los partícipes del sistema individual de ahorro desgravan de sus bases imponibles el mismo volumen de cuantía sobre el Impuesto de la Renta, tributo a través del cual se canalizan los beneficios fiscales para el ahorro. De hecho, los expertos de Gestha apuntan a que según se incrementa el patrimonio del partícipe este se deduce un mayor volumen de contribuciones a la Hacienda pública

En función de los diferentes tramos de IRPF, hasta los 1.500 euros de rendimientos declarados fueron un total de 49.106 personas -que suponen un 3,6% del total de los contribuyentes de ese mismo tramo de renta- las que dejaron de pagar a Hacienda una media de 527 euros. Entre los 1.500 y los 6.000 euros declarados de renta, la deducción media asciende a los 696 euros al año por aportaciones a planes de pensiones privadas, siendo estos un total de 146.348 euros, el 4,9%de los declarantes de esta cuantía. Además, las casi 200.000 personas (7,8% de los contribuyentes) que perciben en el rango entre los 6.000 y 12.000 euros se ahorraron en impuestos una media de 846 euros en el año.

En el tramo inmediatamente superior de rendimiento patrimonial, entre los 12.000 y los 21.000 euros de renta, algo más de 570.000 contratantes de instrumentos de previsión social complementaria (un 11,5% del total de cotizantes del rango) se ahorraron en su tributación por IRPF una media de 954 euros. Entre los 21.000 y los 30.000 euros de renta anual percibida, para el 16,6% de ellos, cerca de 543.000 personas declarantes de aportaciones a planes de pensiones privados obtuvieron un ahorro fiscal de 1.189 euros. A continuación, se encuentra el tramo de rendimientos donde existe una mayor intensidad en la contratación de productos de ahorro a largo plazo, entre los 30.000 y los 60.000 euros, donde casi un tercio de los declarantes aporta a un plan de pensiones privado (1.012.000 personas) se pudo desgravar de su base imponible una cuantía de casi 2.000 euros en el año.

Otra de las correlaciones que revelan los datos de Gestha es que a medida que se incrementan los rendimientos declarados como rentas de trabajo y de capital hay mayor beneficio. Concretamente, entre los 60.000 y los 150.000 euros el volumen de cotizantes que aporta a alguno de estos tipos de herramienta de ahorro asciende exponencialmente hasta el 53% (366.000 personas), contribuyentes que dejaron de pagar durante el pasado ejercicio casi 4.000 euros a Hacienda por IRPF.

Entre los 150.000 y los 601.000 euros de rendimiento anual el 58,5% de quienes se encuentran en esta franja, o lo que es lo mismo, un total de 52.790 contribuyentes, pudieron ahorrarse casi 6.000 euros al año en la factura fiscal. Para los rendimientos superiores a los 601.000 euros anuales la ventaja fiscal se sustancia de media en 6.650 euros, siendo el 54,8% de los declarantes quienes acuden a instrumentos de ahorro para depositar su remanente.

02/12/2019|