Madrid se mantiene como el primer motor de la economía española con un avance del 2,6%

La Comunidad de Madrid encadena varios años con un crecimiento muy por encima de la media española, llegando a liderar el crecimiento entre todas las regiones en 2018, y repetirá este primer puesto tanto este año como el próximo, de acuerdo con las previsiones que presentó ayer BBVA Research. Con ello recuperará en 2020 los niveles de empleo previos al estallido de la crisis, algo que hasta ahora sólo ha conseguido Baleares y, durante unos meses, Canarias.

En concreto, y según las previsiones del servicio de estudios de BBVA, la economía madrileña crecerá este año un 2,6%, lo que supone una fuerte moderación respecto al 3,7% registrado el pasado ejercicio, pero también es el mejor registro entre todas las comunidades, que avanzarán un 1,9%, en promedio. Y el próximo ejercicio se frenará al 2,2%, aquejada de la misma ralentización que azota a la economía española, pero seguirá liderando el avance medio (1,6%).

Durante los últimos años, Madrid ha sido uno de los grandes motores de España, pero ahora la región se encuentra cada vez más sola en este campo. Si en los años anteriores había otras comunidades que habían crecido a un ritmo similar (como es el caso de Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón, Castilla-La Mancha o Navarra), ahora Madrid saca tres décimas a la segunda región (Murcia) y cinco a la siguiente (Castilla-La Mancha), mientras que el próximo ejercicio crecerá un 2,2%, cuatro décimas por encima de la segunda comunidad (Navarra).

Buena parte de este éxito se debe a que la economía madrileña ha sufrido menos incertidumbre que otras, ya que es la cuarta región menos expuesta al Brexit, con apenas un 1% de su PIB dependiente de las exportaciones a Reino Unido y del turismo británico. Y también mantendrá esta dinámica en el futuro, gracias a que es muy escasa su vulnerabilidad, directa o indirecta, a las sanciones de Estados Unidos. Y esto es clave, ya que "lo que está detrás de la ralentización de las exportaciones es la incertidumbre", según señaló ayer el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

Por otro lado, Cardoso señaló que "puede haber un efecto sustitución de las inversiones que estaban dirigidas a Cataluña hacia otras regiones, como Madrid o la Comunidad Valenciana", así como una caída del consumo en Cataluña, que también se habría repetido a raíz de las protestas de los últimos meses. Así se explica que el PIB catalán, que hasta 2017 crecía de forma pareja al madrileño, se sitúe ahora casi un punto por detrás en cada uno de los últimos ejercicios. De hecho, entre 2018 y 2020 Madrid crecerá un 8,7%, mientras que Cataluña apenas avanzará un 5,8%, menos incluso que la media española, que alcanza el 6,2%.

Y a todo ello se suma la creación de empleo, que el próximo año recuperará los niveles previos a la crisis. BBVA Research calcula que entre este año y el próximo se generarán 128.000 empleos, con lo que Madrid superará el nivel de empleo previo al estallido de la crisis económica. Hasta ahora, sólo Baleares ha rebasado esta cifra, mientras que Canarias la alcanzó puntualmente.

Con todo, todavía quedan 880.000 ocupados para recuperar el empleo precrisis en España, de los que la mayoría se concentran en Cataluña (174.800), Comunidad Valenciana (163.100), Andalucía (156.800), Galicia (110.700), País Vasco (94.500), Castilla y León (93.300) y Asturias (83.000), que además es la peor situada en términos relativos, con la destrucción del 17,7% del empleo en la última década.

02/12/2019|