UGT apremia a Sánchez a derogar el despido por absentismo

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha urgido al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a derogar algunos de los elementos de la última reforma laboral antes sin contar con los agentes sociales. Entre ellas, destaca la desaparición del despido por absentismo, que ya existía antes de la reforma de 2012 pero que el Ejecutivo del PP facilitó al justificar el despido objetivo de un trabajador que falte el 20% o más de días laborables en su centro de trabajo de forma justificada durante dos meses.

Álvarez ha apuntado en su primera comparecencia de este 2020 que la actuación de la CEOE, ante el despido de centenares de miles de personas por acumulación de bajas, "no es de recibo". Además, considera que la patronal debería pensar en las personas y ha afirmado que derogar este artículo "no es objeto de debate", porque "cuando hay grandes injusticias, hay que cortarlas de raíz".

"He notado una falta de un mínimo de humanidad por parte de la CEOE al no reprochar a las empresas que hayan despedido a trabajadores por esta cuestión. Este país no se puede convertir en una jungla en el que una persona por estar más de ocho meses de baja pueda ser despedida", ha apostillado.

Asimismo, también considera que se puede aprobar ya, sin esperar al diálogo social, la derogación de las reformas de pensiones de 2013 -el índice de revalorización de las prestaciones y el factor de sostenibilidad- y volver a la situación que había en 2011, que fue consensuada tanto por la patronal como por los sindicatos. Así, ha afirmado que le gustaría que estas dos cuestiones se derogaran en el primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo.

Álvarez ha dejado claro que el Gobierno tiene que ser consciente de que la derogación de las reformas laborales, negociada con agentes sociales, es una condición "necesaria" para poder entrar a discutir y elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

"UGT quiere formar parte del cambio y creemos que es oportuno que los sindicatos podamos dialogar, discutir, negociar y, si es posible, acordar con el Gobierno aquellos elementos fundamentales que nos hagan conseguir que nuestro país sea un país en el que la redistribución de la riqueza, la recuperación de derechos y libertades sean elementos fundamentales", ha dejado claro. Por el contrario, ha insistido en que lo que sí que habrá que discutir con los agentes sociales es el futuro de la Seguridad Social.

Sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), Álvarez ha pedido al Gobierno que los convoque de manera "inmediata" para hablar del aumento de este año y para negociar que este se sitúe en el 60% del salario medio a final en esta legislatura. En otras ocasiones, el máximo representante de la organización sindical ya había dejado claro que su propuesta para este año sería la de establecer un salario mínimo de 1.000 euros.

14/01/2020|