Madrid lucha por superar a Barcelona en las preferencias de los viajeros de negocios

Durante la celebración del 40º aniversario de Ifema, a mediados de enero pasado, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, animó al operador ferial a superar a sus competidores de París y Viena en número de eventos, un deseo que minutos antes había insinuado la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso. El reto es mayúsculo y conseguirlo no va a ser nada fácil.

Según el ranking de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA), Madrid ya es el tercer destino mundial de congresos por número de encuentros, con 165 reuniones en 2018, por delante de Barcelona (163) y Berlín (162), y solo por detrás de París (212) y Viena (172). La capital española entró en ese top 5 por primera vez desde 2015.

La clasificación de ICCA recoge solo una parte muy concreta del sector del turismo de reuniones: los congresos internacionales de asociaciones sectoriales que se organizan de manera anual, rotan al menos entre tres países sedes y cuentan con más de 50 asistentes. Se trata, claramente, de un perfil de viajes de negocios.

El ranking coincide con otro estudio de American Express Meeting & Events, según el cual, España encabezará este año el crecimiento en gasto en reuniones y eventos, con Madrid y Barcelona en la lista de las 10 ciudades más solicitadas por los organizadores de estos encuentros.

“España tiene una ventaja competitiva respecto a otros países: clima, infraestructuras y empresas especializadas solventes”, comentan desde Deusto Formación, centro de formación continua del grupo Planeta que imparte un curso superior en Gestión y Organización de Eventos. Sobre la capital, sostienen que Madrid cuenta con unas "condiciones inmejorables" para atraer eventos y reuniones de todo tipo, tanto a nivel nacional como internacional.

"La capital española cuenta con buenas infraestructuras y recursos que hacen posible la llegada de visitantes desde cualquier punto. Además, el clima favorece a que se puedan llevar a cabo eventos al aire libre sin que las inclemencias meteorológicas impidan su desarrollo, hecho que en París y Viena resulta más complicado. Cuenta con un atractivo turístico y cultural relevante para los visitantes de la ciudad y su entorno", argumentan.

La capacidad de respuesta que demostró Ifema al organizar en menos de un mes la última cumbre del clima de la ONU parece haber envalentonado a las autoridades madrileñas (la institución pertenece a un consorcio integrado por el ayuntamiento, la comunidad, la Cámara de Comercio y la Fundación Montemadrid). Recientemente, Díaz Ayuso causó revuelo al hacer público el interés de su Administración por arrebatar a Barcelona el Mobile World Congress.

Pero los estudios más recientes todavía no recogen el impacto de la COP25 en los viajeros de negocios, que a la larga son los que pueden influir sobre la elección de los organizadores de congresos. De acuerdo con un informe de Carlson Wagonlit Travel (CWT) publicado en septiembre, Barcelona es la única ciudad española en el ranking 2020 de los 10 destinos más populares de Europa para celebrar reuniones y eventos.

14/02/2020|