El Gobierno lanza el primer tramo de la nueva línea de avales del ICO para empresas por 8.000 millones

El Consejo de Ministros ha formalizado el acuerdo para poner en marcha la nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 40.000 millones de euros para empresas, después de que la primera línea de 100.000 millones de euros se haya agotado y sigan existiendo necesidades de financiación. Hoy, se ha lanzado el primer tramo, por una cuantía de 8.000 millones de euros, 5.000 millones reservados a pymes y autónomos, para que en la segunda parte del año las empresas puedan adaptarse a las nuevas circunstancias del futuro.

Así, lo ha anunciado la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, tras explicar que esta nueva línea de créditos estará destinada no solo a financiar capital circulante, sino también a impulsar la actividad inversora y fomentarla en las áreas donde se genere mayor valor añadido, en torno a dos ejes principales: la sostenibilidad medioambiental y la digitalización.

Según Calviño, a través de esos avales ya se han garantizado más de 741.542 operaciones, avaladas con 70.206 millones de euros, que han permitido canalizar más de 92.000 millones de euros de financiación al tejido productivo. Más del 97% de las operaciones se concentran en pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos. En conjunto, serán 140.000 millones de euros en avales, que gracias a la colaboración del sector público y del privado, se pueden movilizar hasta 200.000 millones de euros en liquidez e inversión.

La nueva línea replicará el modelo de colaboración público-privado y de aprobación y gestión tras la buena experiencia con la primera línea del ICO. Se mantiene que el aval cubrirá al 80% el riesgo de concesión cuando la financiación sea para pymes y autónomos, y al 70% en las grandes compañías. Sin embargo, la nueva línea de avales aumenta los años de amortización de los créditos, de cinco a ocho años, ya que van dirigidos a nuevas inversiones y no a inyectar liquidez.

Ha subrayado que el conjunto de medidas del plan de choque ha evitado un escenario "disruptivo" que podría haber supuesto una caída de la economía superior al 25% en el conjunto de 2020 poniendo en riesgo más de 3 millones de empleos adicionales. Asimismo, gracias las medidas articuladas el impacto en el desempleo está siendo inferior a la propia caída de la economía, algo que no había ocurrido en crisis previas y gracias a instrumentos como los Expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Por otro lado, Calviño ha apuntado que a partir de otoño se anunciará un plan de recuperación y resiliencia con el objetivo a medio plazo de apoyar junto a los nuevos fondos comunitarios un proceso de "transformación y modernización" de la economía, que permita "crecer durante un largo periodo de tiempo sin generar desequilibrios", como en el pasado, e ir hacia un "crecimiento más inclusivo y sostenible". Esta "tercera fase" supondrá un impulso al crecimiento potencial, "con el objetivo de superar el 2%.

"Todos los indicadores apuntan a la previsión de una V asimétrica", con una progresiva recuperación a partir del mes de abril, ha recordado. Calviño ha avanzado que estos días se convivirá con datos, como el de la EPA, que reflejan la situación pasada y son "coherentes con la evolución de la economía y del mercado que preveíamos en la situación excepcional", junto a otros que ya reflejan la reactivación como el gasto en tarjetas o el consumo de la electricidad.

Por otro lado, en la línea de lanzar otros programas de apoyo a la economía, la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado que el Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto que permitirá movilizar ayudas por 30 millones de euros dirigidos a pescadores y armadores para compensar las pérdidas derivadas de la paralización temporal de la actividad por el coronavirus.

Entre 6.000 y 9.000 buques podrán optar a las ayudas previstas en la orden, que evitarán "pérdidas de empleo entre asalariados y autónomos", y contribuirá a evitar la pérdida de empleo, de acuerdo con la portavoz. La normativa incluye, entre otras medidas, un incremento del umbral de ayuda a las inversiones de las organizaciones de productores de pesca y de la agricultura, del 3% actual al 12%. También eleva el porcentaje que se destina a anticipos al 70% de la cuantía anual de la ayuda.

Asimismo, el Consejo de Ministros ha aprobado una nueva convocatoria del programa de Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial 2020, también conocido como 'Reindus', dotada con 341 millones de euros, con la finalidad de relanzar la producción y conseguir el reposicionamiento de las empresas industriales en el mercado, sobre todo tras la crisis provocada por el Covid-19.

También ha autorizado la contratación por parte del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) del suministro alimentos en el marco del Programa de Ayuda Alimentaria a Personas Desfavorecidas 2021 por un importe total de 57 millones de euros, para llegar a 1,5 millones de personas.

01/08/2020|