El PSOE reabre la negociación para renovar el TC y el Poder Judicial

El PSOE ha reactivado las negociaciones con el resto de grupos parlamentarios, y en especial con el del PP, para renovar a los miembros de Tribunal Constitucional (TC) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuyo mandato está caducado. El CGPJ acordó ayer retirar del orden del día la votación de nombramientos discrecionales ante “la confirmación de la existencia de negociaciones entre los grupos parlamentarios para su renovación”.

Poco después, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, confirmó la existencia de esas negociaciones políticas y aseguró que la renovación de los órganos constitucionales es “urgente”, porque “no favorece nada una situación de interinidad y provisionalidad”. Fuentes del grupo parlamentario popular en el Congreso explican que el PSOE se ha puesto en contacto con el PP para “pedir la renovación de todos los órganos constitucionales”, aunque no reconocen la existencia de negociaciones “formales”.

La puesta al día del TC y del CGPJ es una asignatura pendiente del Congreso que se ha ido alargando un septiembre tras otro. El actual presidente del Constitucional, Juan José González Rivas; la vicepresidenta, Encarnación Roca, y los magistrados Andrés Ollero y Fernando Valdés concluyeron su mandato el 7 de noviembre del 2019. El mandato del Consejo General del Poder Judicial venció el 4 de diciembre del 2018, y su presidente, Carlos Lesmes, ha recordado en varias ocasiones que la renovación del órgano de gobierno de los jueces es “legalmente obligada”.

Sin embargo, no es una tarea fácil, porque la elección de los componentes de estos organismos requiere de una mayoría cualificada en las Cortes. El artículo 159.1 de la Carta Magna señala que el Constitucional se “compone de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno, y dos a propuesta del Consejo
General del Poder Judicial”.

Y el artículo 122.3 señala que “el Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el ­presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros nombrados por el Rey por un periodo de cinco años. De estos, doce entre jueces y magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros”.

El problema radica en esa mayoría cualificada, que implica poner de acuerdo a 210 diputados, lo que obliga a los socialistas, principales interesados en la renovación, a pactar con los populares. En noviembre del 2019, PSOE y Partido Popular alcanzaron un principio de acuerdo para renovar el CGPJ, pero la filtración de un mensaje del entonces portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, alardeando de que su partido controlaría a los jueces “desde atrás”, dio al traste con ese pacto que ahora los socialistas tratan de reactivar.

01/08/2020|