Agotada la ayuda a autónomos de la Generalitat de Cataluña tras un alud de solicitudes

La nueva ayuda de 2.000 euros habilitada por la Generalitat para autónomos con bajos ingresos se ha agotado en unas 10 horas. La página web de Treball ya ha recepcionado y validado las 10.000 solicitudes fijadas como tope presupuestario para este pago único, dotado con 20 millones de euros de fondos. El proceso ha culminado poco después de las 12 del mediodía de este martes, tras dos jornadas con elevados problemas técnicos y saturación de los servidores de la Generalitat. También con polémica, rifirrafe entre los socios del Govern y disculpas pedidas por parte de la portavoz del Govern, Meritxell Budó. Treball ya ha anunciado que estudia ampliar esta ayuda ante el alud de peticiones recibidas.

El guion durante las mañanas del lunes y el martes ha sido el mismo. Volumen ingente de solicitudes que han saturado la página web de la Generalitat y han dificultado el acceso a los potenciales beneficiarios de esta nueva ayuda de 2.000 euros. Entre las nueve y las diez de la mañana de este martes se han recepcionado un total de 406.000 peticiones, la gran mayoría de las cuales no han podido validar el formulario por el atasco en los servidores. La ayuda está presupuestada para atender a 10.000 autónomos y el criterio de asignación era del de "el primero que llega se lo lleva".

Nuevo colapso en los servidores para pedir la ayuda de autónomos y nuevo rifirrafe entre los socios de Govern. Pues la ayuda la dispone el Departament de Treball, gobernado por el 'conseller' de ERC Chakir El Homrani, pero la infraestructura técnica la gestiona el Departament de Polítiques Digitals, liderado por el 'conseller' de Junts Jordi Puigneró. "Nos habían asegurado que esta vez funcionaría perfectamente. En otras convocatorias no ha dado estos problemas", comentan fuentes de Treball. "Estaba claro que con las bases que han planteado habría este volumen de solicitudes, era inasumible y que previsiblemente colapsaría cualquier sistema", replican desde Polítiques Digitals.

El choque entre 'consellerias' y la gestión efectuada ha provocado que la portavoz del Govern, Meritxell Budó, haya salido a pedir disculpas en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu de este martes. "Como Govern lamentamos que no haya ido como debería haber ido", ha declarado. "El problema real es que no tenemos suficiente dinero para hacer frente a lo que la gente necesita. Es una realidad de nuestro país", ha añadido, apuntando hacia Madrid.

Los partidos de la oposición no han tardado en reaccionar y han pedido explicaciones en sede parlamentaria sobre el diseño y la gestión de esta ayuda. Los grupos en el Parlament de Ciudadanos, PSC y 'Comuns' han pedido la comparecencia de los 'consellers' de Empresa, Ramon Tremosa (Junts), de Treball, Chakir el Homrani (ERC) y Polítiques Digitals, Jordi Puigneró (Junts).

El criterio dispuesto para asignar la ayuda es el orden de recepción de las solicitudes, siempre que los solicitantes cumplan con los requisitos dispuestos. Es por ello que los trabajadores autónomos con bajos ingresos la han solicitado en masa y debido al alto volumen de envío de solicitudes la página web de Treball, gestionada por la 'conselleria' Departament de Polítiques Digitals, ha colapsado.

No es la única ayuda desplegada con este criterio y que ha provocado la saturación de los servidores públicos. El pago único de hasta 1.500 euros dispuestos por la 'conselleria' de Empresa (dirigida desde Junts) para bares y restaurantes cerrados también provocó que la web del departamento se colgara durante el primer día de solicitudes. Pimec y UGT-CTAC, las organizaciones de autónomos más representativas de Catalunya, han instado a Treball a que se replantee este modelo de "concurrencia no competitiva" y que se amplíe esta ayuda "de manera urgente".

El Departament de Treball ha dispuesto este nuevo fondo de 20 millones de euros, que busca beneficiar a un total de 10.000 trabajadores por cuenta propia en Catalunya; cerca del 2% del colectivo de afiliados al RETA. La ayuda está diseñada para aquellos trabajadores que arrastren bajos ingresos y la asignación de la misma se realizará por orden de entrada de la solicitud. Ante el aluvión de solicitudes recibido, en proporción a la escasa cobertura inicialmente dispuesta, Treball ya ha anunciado que estudia reeditar esta ayuda.

15/11/2020|