Castilla y León elimina Sucesiones y Donaciones y promete nuevas bajadas de impuestos

Las Cortes de Castilla y León han aprobado el proyecto de ley que introduce una bonificación del 99 por ciento entre familiares directos en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. En el pleno, Mañueco ha anticipado que no será la única bajada de impuestos. El proyecto de ley, que entrará en vigor tras su próxima publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad, ha recibido el apoyo de PP, Cs, UPL, Por Ávila y Vox y la oposición de PSOE, Podemos y la procuradora no adscrita María Montero en una votación que se ha saldado con un resultado de 43 votos a favor y 38 en contra.

Durante el debate, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado que la medida, que permitirá un ahorro estimado de 35 millones anuales a los contribuyentes, será "claramente positiva para todos" y "más ajustada" a la realidad de la Comunidad Autónoma. Mañueco, que se ha referido a la votación del proyecto de ley como "una de las más importantes de la legislatura", ha avanzado también que la eliminación de Sucesiones y Donaciones no será la última bajada de impuestos en esta legislatura y se ha comprometido a seguir avanzando en una fiscalidad más favorable con la vista puesta sobre todo en el mundo rural.

Fernández Mañueco ha citado un reciente informe del Consejo General de Economistas, que sitúa a Castilla y León entre las tres comunidades autónomas con la fiscalidad más favorable para el mundo rural pero también como una de las que tienen una mayor tributación en Sucesiones y Donaciones, para insistir en la necesidad de eliminar este "impuesto injusto" que penaliza el esfuerzo de las familias y de las empresas. El presidente de la Junta ha defendido un modelo fiscal "más justo, moderado y equitativo sin ahogar al contribuyente", frente a la política fiscal de los partidos de la izquierda a los que ha responsabilizado de coartar la iniciativa emprendedora y de deprimir el consumo, la inversión, el empleo y la recaudación pública.

"No siempre subir impuestos genera una mayor recaudación y no siempre bajar impuestos genera menos ingresos", ha asegurado para apoyar una medida que estimulará la demanda interna vía mayor disponibilidad de renta y favorecerá "a medio plazo" el crecimiento económico, la creación de empleo y una mayor recaudación para las arcas autonómicas a través de otras figuras impositivas.

El cambio normativo introduce dos nuevas bonificaciones en el Impuesto Sobre sucesiones y Donaciones. Por un lado, una bonificación del 99 % en la cuota de las adquisiciones lucrativas mortis causa y de seguros de vida, cuando los adquirentes del causante sean el cónyuge, los descendientes o adoptados o los ascendientes o adoptantes. Por otro lado, una bonificación del 99 % en la cuota de las adquisiciones lucrativas inter vivos cuando el donatario sea cónyuge, descendiente o adoptado, o ascendiente o adoptante del donante. Además, se extiende la equiparación de los cónyuges a los miembros de las uniones de hecho, siempre que hayan tenido convivencia estable de pareja durante, al menos, dos años y estén inscritas en el Registro de Uniones de Hecho de Castilla y León, algo que Mañueco ha considerado "muy importante".

06/05/2021|