El sector turístico se salva de la caída de ventas en verano

La última encuesta trimestral realizada por el Banco de España a empresas españolas ha revelado una disminución generalizada en la facturación durante el tercer trimestre. Esta tendencia a la baja ha afectado a todos los sectores, excepto los servicios turísticos y el de información y comunicaciones. Entre los sectores más afectados por el desempeño económico de este año se encuentran la industria, que ha experimentado cinco meses consecutivos de caídas, y la agricultura, que ha registrado seis trimestres de disminución.

El banco central explicó que la actividad empresarial se ha visto impactada por el aumento de los costos energéticos y por los crecientes problemas relacionados con la disponibilidad de mano de obra. Estos problemas han llevado a muchas empresas a reducir sus contrataciones y a otorgar incrementos salariales más significativos. A pesar de que las previsiones indicaban una disminución de la inflación en el próximo año, se ha observado un "ligero repunte" durante el tercer trimestre.

Según los resultados presentados por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, el 22,4% de las empresas encuestadas experimentaron un aumento en sus ventas, lo que representa una disminución de siete puntos en comparación con el trimestre anterior. Por otro lado, el 28,7% de las empresas reportaron una disminución en su facturación, lo que supone un aumento de seis puntos respecto al trimestre anterior. Sin embargo, las perspectivas de los encuestados apuntan a un mayor dinamismo en la facturación para el cuarto trimestre de 2023.

En cuanto a los precios de venta, se observa una pausa en la disminución de este indicador, y un 26,4% de las empresas declararon haber aumentado sus precios en el tercer trimestre, en comparación con el trimestre anterior. Las perspectivas para el cuarto trimestre sugieren un leve repunte adicional en los precios de venta.

Cuando se consulta a las empresas sobre sus perspectivas a un año vista, se espera que el reciente aumento de los costos se refleje parcialmente en sus precios de venta. Un 64,9% de las empresas anticipa que sus costos serán mayores dentro de un año, lo que representa un aumento de 10,5 puntos en comparación con la encuesta anterior. Esta tendencia es similar en la industria y los servicios.

En cuanto a los costos laborales, las previsiones de incrementos a un año vista muestran una mayor estabilidad en comparación con los precios de venta y se mantienen en niveles más altos. Sin embargo, en términos del porcentaje de empresas encuestadas, la señal de aumento es más clara, ya que un 70,8% de las empresas espera crecimientos en los costos laborales en la actualidad, lo que representa un aumento de aproximadamente seis puntos en comparación con el segundo trimestre.

(El Economista, 19-09-2023)

26/09/2023|