La facturación industrial cae un 5,3% en julio

En el mes de julio, los sectores de la industria y los servicios tuvieron un desempeño dispar. Las ventas industriales experimentaron una caída por cuarto mes consecutivo, disminuyendo un 5.3%, principalmente debido a la disminución en las ventas de energía y bienes intermedios, que retrocedieron un 33.3% y un 11.3%, respectivamente. Si se ajustan los efectos estacionales y de calendario, la caída fue del 5.2%, lo que representa una disminución de 3.5 puntos con respecto al mes anterior.

Con esta disminución interanual en julio, la facturación de la industria ha experimentado una caída durante cuatro meses consecutivos, aunque la caída fue menos pronunciada que la registrada el mes anterior (-7%). Además de la energía y los bienes intermedios, que lideraron la disminución de la facturación industrial, también se observaron disminuciones en las ventas de bienes de consumo duradero (-9.2%), mientras que los bienes de equipo (+9.6%) y los bienes de consumo no duradero (+6.5%) experimentaron aumentos.

En términos de sectores, las áreas donde las ventas aumentaron más en comparación con julio de 2022 fueron la fabricación de componentes electrónicos (+26.3%) y la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques (+24.4%). Por otro lado, las mayores reducciones interanuales en la facturación se registraron en las coquerías y el refino de petróleo (-33.3%) y la industria química, excluyendo artículos de limpieza y abrillantamiento, perfumes y cosméticos (-23.7%).

En cuanto al destino geográfico de las ventas, todos los mercados presentaron tasas anuales negativas en julio, y por comunidades autónomas, los ingresos industriales aumentaron en cinco regiones y disminuyeron en las otras 12. Los mayores incrementos se produjeron en Comunidad Foral de Navarra (+30.7%), La Rioja (+9.4%) y Canarias (+7.0%). Los mayores descensos se observaron en Principado de Asturias (-21.0%), Región de Murcia (-17.8%) y Andalucía (-16.0%).

Por otro lado, en el sector de servicios, la facturación aumentó en julio un 1.5% en comparación con el mismo mes del año anterior, recuperándose después de que en junio se registrara una caída del 0.8%, la primera disminución de las ventas después de 27 meses de aumentos interanuales. En la serie corregida de efectos estacionales y de calendario, el aumento fue del 1.2%, dos puntos porcentuales mejor que en junio.

Este repunte en julio se debió al aumento en la facturación de los "otros servicios", ya que las ventas en el comercio experimentaron una caída interanual del 0.6%, principalmente debido a la disminución en las ventas al por mayor (-6.7%). En contraste, la venta y reparación de vehículos y motocicletas aumentaron un 17.7% con respecto a julio de 2022, y el comercio minorista registró un aumento del 7.9%.

Dentro de los "otros servicios", las ventas se incrementaron un 5.4% interanual en julio, impulsadas por actividades profesionales (+12.3%), información y comunicaciones (+11.7%), hostelería (+6.3%) y actividades administrativas, que aumentaron un 5.8%. Sin embargo, las ventas en el transporte y almacenamiento disminuyeron un 3.6%.

En el sector de la hostelería, los servicios de alojamiento experimentaron un aumento en sus ventas del 7.2%, mientras que los servicios de comida y bebida aumentaron un 5.6% en comparación con julio de 2022. En términos mensuales, ajustados por estacionalidad y calendario, el sector de servicios registró un aumento del 0.8% en sus ventas en julio, el mayor repunte mensual desde febrero.

(Cinco Días, 22-09-2023)

26/09/2023|