El Gobierno tiene previsto dar luz verde a la línea de avales para la compra de vivienda

El Gobierno tiene programado aprobar a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) la implementación de la nueva línea de avales del 20% para la adquisición de viviendas, una medida anunciada y aprobada por el Ejecutivo en mayo antes de las elecciones generales, según lo anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un mitin en Vigo este fin de semana previo a las elecciones autonómicas gallegas del 18 de febrero.

Durante su reciente comparecencia en el Congreso de los Diputados, la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, ya adelantó a finales de enero que en febrero el Gobierno presentaría al Consejo de Ministros la autorización para la creación de dos líneas de ayuda con el ICO, anunciadas previamente: hasta 2.500 millones de euros en avales para la compra y 4.000 millones para ampliar el parque de vivienda social.

El 9 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó la definición y desarrollo de esta línea de ayudas del ICO para la compra de la primera vivienda habitual, que cubrirá hasta el 20% de los créditos hipotecarios y estará dirigida a jóvenes de hasta 35 años y familias con hijos menores a cargo.

Posteriormente, el 27 de junio, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto ley con la línea de avales y estableció el marco legal necesario para fijar las condiciones destinadas a facilitar el acceso a la financiación para la compra de la primera vivienda en el territorio nacional a grupos que, siendo solventes, no disponen de ahorros previos. El objetivo es facilitar la adquisición de unas 50.000 viviendas.

Después de la entrada en vigor del Real Decreto Ley aprobado, se debían establecer las condiciones aplicables, los criterios y los requisitos de la línea de avales, que deben ser autorizados nuevamente en el Consejo de Ministros como paso previo a la firma del convenio entre el Ministerio y el ICO para su plena implementación y gestión. Las entidades financieras podrán adherirse a esta línea y los posibles beneficiarios podrán solicitar la ayuda a través de ellas.

Los avales están dirigidos a jóvenes de hasta 35 años y familias con hijos menores a su cargo, sin límite de edad, con ingresos individuales de hasta 37.800 euros brutos al año (4,5 veces el IPREM). Si la vivienda es adquirida por dos personas, el límite de ingresos se duplicará. La medida contempla mejoras según el número de hijos y si la familia es monoparental.

El Ministerio compartirá hasta el 20% del riesgo del total del principal de cada hipoteca con la entidad de crédito en igualdad de condiciones. Si la vivienda a adquirir tiene una calificación energética mínima de D o superior, el Ministerio podrá avalar hasta el 25% del principal del préstamo.

El plazo del aval otorgado por el Ministerio será de hasta 10 años, independientemente del período de amortización y de la existencia o no de un período de carencia. El plazo para formalizar las hipotecas que se acojan a esta línea de avales finalizará el 31 de diciembre de 2025, con la posibilidad de una prórroga de dos años según la demanda y las condiciones económicas.

(Cinco Días, 13-02-2024)

13/02/2024|