El IPREM deja en 480 euros una ayuda que podría llegar a 800 euros

La reciente reforma del subsidio por desempleo ha avivado un antiguo debate sobre la cuantía de estas prestaciones. En 2004, se implementó un cambio en el cálculo de estas ayudas, lo que ha generado un desajuste significativo. Los desempleados de larga duración que actualmente reciben 480 euros podrían estar percibiendo 850,8 euros si se hubiera mantenido el sistema anterior de aumento gradual.

En aquel entonces, el gobierno liderado por José Luis Rodríguez Zapatero del PSOE, elevó el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 465 euros a 490,5 euros, con una proyección de llegar a los 800 euros. Sin embargo, este incremento coincidió con un cambio en el método de cálculo de las ayudas por desempleo, lo que afectó negativamente a los beneficiarios.

Anteriormente, la cuantía de las ayudas se calculaba en base al 75% del SMI, un requisito que también determinaba el acceso al subsidio. Sin embargo, con la introducción del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), este porcentaje se modificó. Aunque el SMI continuó siendo un criterio de acceso, la cuantía del subsidio se empezó a calcular sobre el 80% del IPREM.

Inicialmente, este cambio parecía beneficiar a los desempleados, ya que el nuevo índice y el SMI tenían valores similares. Sin embargo, el IPREM ya incluía una proyección de aumento del SMI, lo que resultó en una ganancia mínima para los beneficiarios.

Desde entonces, el SMI ha experimentado un aumento significativo, mientras que el IPREM ha tenido un crecimiento más modesto. Como resultado, el subsidio por desempleo ha aumentado, pero no al mismo ritmo que si se hubiera mantenido el sistema anterior vinculado directamente al SMI.

Es importante destacar que, aunque se ha aprobado una subida del SMI con efecto retroactivo, el IPREM permanece congelado hasta la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Además, algunos cambios en el subsidio por desempleo, como el aumento al 90% del IPREM durante los primeros seis meses, aún están siendo revisados por el Gobierno. Esto, junto con el uso del IPREM como referencia en otras ayudas sociales, añade complejidad al panorama actual de las prestaciones por desempleo.

(El Economista, 12-02-2024)

13/02/2024|