La renegociación de hipotecas se dispara un 147%

Durante el año 2023, los hogares españoles reestructuraron sus préstamos hipotecarios con las entidades bancarias por un total de 4.728 millones de euros, marcando así la tercera cifra más elevada en la serie histórica, únicamente superada por los registros de los años 2015 y 2016.

Según información proporcionada por el Banco de España, las reestructuraciones experimentaron un aumento del 147% en comparación con el año anterior. Este incremento significativo se atribuye a dos factores principales. Por un lado, la necesidad de las familias de protegerse ante el constante aumento del euríbor. Por otro lado, el interés de las entidades bancarias en prolongar los plazos de las hipotecas y en facilitar el cambio de modalidad para evitar un incremento en la morosidad de los hogares con dificultades para hacer frente al aumento de la cuota mensual.

El último trimestre del año 2023 fue el más activo en cuanto a reestructuraciones, con un volumen de 1.373 millones de euros. Es importante tener en cuenta que el euríbor a 12 meses, referencia para alrededor de cuatro millones de hipotecas de tipo variable en España, cerró el mes de octubre en su nivel más alto del año pasado: el 4,16%.

Con un aumento significativo de la actividad, las reestructuraciones representaron el 8,4% de las nuevas operaciones firmadas en 2023, muy por encima del 2,9% registrado el año anterior. Este aumento en la proporción también se explica por la disminución de la actividad total: durante el año pasado, las nuevas operaciones ascendieron a 56.242 millones de euros, un 13,7% menos que en 2022.

En paralelo al fuerte incremento de la actividad, los costos de las reestructuraciones también han aumentado. En diciembre, el costo medio del tipo efectivo del préstamo (TEDR), que excluye gastos como comisiones y seguros de amortización, alcanzó el 4,56%, superando significativamente el 4,02% del mes de noviembre anterior. Este costo se acercó al máximo histórico del 4,72% registrado en octubre, cuando el euríbor alcanzó su punto máximo.

Como resultado, la diferencia entre el costo medio de las nuevas operaciones (3,67% en diciembre, el nivel más bajo desde abril) y las reestructuraciones aumentó a 89 puntos básicos. Esto marca un cambio significativo en la tendencia, ya que al inicio de 2023, el costo medio de las nuevas operaciones superaba el de las reestructuraciones.

La creciente diferencia de costo se ve influenciada por el impacto de las subrogaciones hipotecarias, que en muchas ocasiones implican la creación de una nueva hipoteca con condiciones más favorables para el cliente.

Con el euríbor retrocediendo desde noviembre (con una media mensual de febrero situada en el 3,60%) y a la espera de aclaraciones por parte del Banco Central Europeo (BCE) sobre los plazos y la intensidad de la reducción de los tipos de interés, los expertos anticipan una disminución desde los niveles observados en 2023.

(Expansión, 08-02-2024)

13/02/2024|