Las asociaciones de autónomos reclaman reformas y viejas demandas a la Seguridad Social

Las asociaciones de trabajadores autónomos y emprendedores, como la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) y la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA), han planteado una serie de peticiones ante el Ministerio de Seguridad Social. Estas solicitudes buscan abordar diversas problemáticas que enfrentan los autónomos, con el objetivo de mejorar sus condiciones laborales y de seguridad social en un marco de equidad y justicia.

Ambas organizaciones coinciden en el centro de sus reivindicaciones: la necesidad de una reforma integral en el sistema de cotizaciones y prestaciones que regula el trabajo autónomo en España. Esta reforma se considera esencial para la sostenibilidad y el progreso del sector, afectando directamente a la vida de millones de trabajadores que optan por esta forma de empleo.

Entre las reclamaciones compartidas por UATAE y UPTA se encuentra la creación y activación del Observatorio para el análisis y seguimiento de la reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). A pesar de que la creación de este observatorio estaba prevista por ley, su constitución ha experimentado demoras considerables, generando preocupación entre las asociaciones. Este observatorio no solo permitiría un seguimiento detallado de las reformas implementadas, sino que también facilitaría la adaptación continua del RETA a las necesidades reales de los autónomos.

Otra demanda relevante es la mejora de la prestación por cese de actividad. Ambas organizaciones señalan que, aunque se han realizado ajustes en la reforma del RETA, la prestación actual no cumple con el objetivo de proporcionar una protección adecuada y efectiva para los autónomos en situaciones de inactividad. Por ello, proponen que la cotización por cese de actividad sea obligatoria para todos los autónomos, garantizando así una cobertura más amplia.

La facilitación del acceso a los subsidios por desempleo para los trabajadores autónomos es otro punto crítico. Actualmente, las condiciones para acceder a estas ayudas excluyen a gran parte del colectivo autónomo, creando una desigualdad evidente respecto a los trabajadores por cuenta ajena. UATAE y UPTA abogan por eliminar estas barreras y equiparar los derechos de los autónomos en materia de desempleo.

Además, ambas organizaciones resaltan la importancia de introducir la jubilación parcial en el régimen de los autónomos, como una medida para fomentar el relevo generacional y permitir una transición más suave hacia la jubilación. La ausencia de esta opción actualmente limita las posibilidades de los autónomos de planificar su retiro de manera flexible y adaptada a sus necesidades.

Por último, se hace eco de la demanda de una mayor equidad en la cobertura de las lagunas de cotización entre los autónomos y los trabajadores del régimen general. Las limitaciones actuales suponen una discriminación que afecta negativamente a la seguridad social de los autónomos, especialmente en lo que respecta a la jubilación y otras prestaciones.

En cuanto a la formación, UPTA destaca la necesidad de una mayor financiación para los programas de formación de autónomos. Critican la asignación insuficiente de recursos destinados a la formación profesional, a pesar de las contribuciones económicas de los autónomos a este fin a través de sus cotizaciones. Resaltan que la recaudación anual por este concepto asciende a 38 millones de euros, una cantidad que debería reinvertirse en programas de formación que impulsen las habilidades y la competitividad del sector.

En resumen, estas asociaciones buscan un diálogo constructivo con el Ministerio de Seguridad Social para abordar estas demandas y trabajar en conjunto hacia una mejora significativa de las condiciones laborales y de seguridad social de los trabajadores autónomos en España.

(Cinco Días, 08-02-2024)

13/02/2024|