Línea de avales de 2.500 millones para financiar la entrada de viviendas

El sábado, durante un mitin de campaña en Vigo para las elecciones autonómicas gallegas, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció que el Consejo de Ministros del próximo martes aprobará líneas de avales por valor de 2.500 millones de euros a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Estas líneas de avales están destinadas a facilitar la entrada para la compra de viviendas a jóvenes y familias con menores a cargo.

Sánchez había adelantado esta medida por primera vez en mayo de 2023, durante un acto en Santa Cruz de Tenerife, en la precampaña de las elecciones autonómicas y municipales. En esa ocasión, el presidente también había anunciado la construcción de cientos de miles de nuevas viviendas públicas.

El líder socialista ha especificado que el Consejo de Ministros aprobará la apertura de estas líneas de avales el próximo martes, adelantando los planes iniciales del Gobierno, ya que hace solo tres días la ministra de Vivienda, Isabel Rodríguez, había previsto aprobar esta medida a finales de mes.

Sánchez destacó que esta medida ayudará a cubrir la entrada necesaria para que los jóvenes y las familias puedan comprar una vivienda y obtener una hipoteca. También mencionó que el Gobierno comenzará a implementar la política de vivienda pública anunciada anteriormente para facilitar la emancipación de los jóvenes a edades más tempranas.

La línea de avales del ICO estará dirigida a personas menores de 35 años con ingresos anuales inferiores a 37.500 euros, así como a familias con menores a cargo, y tiene como objetivo proporcionar una cobertura parcial para los préstamos hipotecarios, beneficiando a unas 50.000 personas, según estimaciones de la ministra Rodríguez. Esta medida busca mitigar la falta de recursos previos para acceder a una hipoteca.

(Cinco Días, 12-02-2024)

El Tesoro busca nuevo mercado con cerca del 24% de la financiación de 2024 ya captada

El Tesoro Público español llevará a cabo dos subastas esta semana, una de letras y otra de bonos y obligaciones, como parte de su programa de financiación a medio y largo plazo para 2024, del cual ya ha captado el 23,6%, equivalente a 40.846 millones de euros, en poco más de un mes.

De acuerdo con el calendario oficial del Tesoro, el martes se subastarán Letras a tres y nueve meses, mientras que el jueves se llevarán a cabo subastas de bonos a tres y cinco años, así como de obligaciones con una vida residual de nueve años y cinco meses.

Estas subastas tienen lugar en un momento en el que los intereses de la deuda soberana han vuelto a aumentar en el mercado secundario, a medida que los inversores asimilan la perspectiva de que los bancos centrales no reducirán los tipos de interés de manera inmediata. El viernes, el rendimiento del bono español a diez años, utilizado como referencia, se situaba en torno al 3,3%.

Este incremento en los intereses de la deuda llevó al Tesoro a colocar Letras a seis y doce meses el pasado martes a un rendimiento marginal más elevado, lo que implica que España pagó más a los inversores por ellas, según señala la agencia Efe. Esto ocurrió después de varios meses de descenso en la rentabilidad de este tipo de letras.

Además, en esa misma jornada, España llevó a cabo una emisión sindicada de deuda a 30 años por un total de 6.000 millones de euros, con una demanda que alcanzó los 83.700 millones de euros, lo que supuso una sobresuscripción de 14 veces la cantidad emitida.

(Cinco Días, 12-02-2024)

13/02/2024|