Los empleados del Estado cobrarán la subida del 0,5% del sueldo en la nómina de febrero

El personal del sector público estatal recibirá en su nómina de febrero el incremento adicional del 0,5 % correspondiente al ejercicio anterior, que se abonará como atrasos desde enero de 2023, según lo anunciado este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Esta subida extra para 2023 estaba condicionada a que el PIB creciera por encima del 2,4%, un objetivo que se ha superado en una décima, según el último informe de contabilidad nacional publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este aumento adicional del 0,5 %, el incremento salarial total para el sector público en 2023 alcanza el 3,5 %. Esta subida afecta a todos los empleados públicos, que suman alrededor de 3 millones de trabajadores en distintas administraciones y que deberán ajustar este aumento en sus salarios.

Esta subida ya estaba contemplada en los Presupuestos Generales del Estado de 2023, tras un acuerdo firmado por el Gobierno, CC.OO. y UGT en octubre de 2022 que estipulaba un incremento salarial del 2,5% para los funcionarios en 2023, con dos incrementos adicionales del 0,5% cada uno, vinculados a la inflación y al crecimiento económico.

En octubre pasado, se aprobó otro incremento adicional del 0,5% en los salarios de todos los empleados públicos, con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2023, debido a que el IPCA de 2022 y 2023 -hasta septiembre- superó el 6%.

Ahora, se ha dado luz verde al segundo incremento adicional del 0,5% ligado al crecimiento económico, después de la certificación formal del INE. Con esta aprobación, los salarios de los empleados públicos habrán aumentado otro 3,5% en 2023, al igual que en 2022.

"La economía está en buen estado y, por tanto, estamos acompañando los salarios de nuestros empleados públicos en esta coyuntura económica", destacó Montero. Para este año, el acuerdo contempla un aumento salarial fijo del 2% sobre la base de las retribuciones ya incrementadas en el ejercicio anterior.

Además, si la suma de la variación del IPCA de los años 2022-2024 supera el incremento retributivo fijo acumulado de esos mismos ejercicios, se aplicará un incremento adicional y consolidable del 0,5%, con efectos desde el 1 de enero de 2024.

En total, durante estos tres años -2022, 2023 y 2024- los salarios públicos habrán aumentado un 9,5%. En términos reales, el aumento puede llegar hasta el 9,8%, ya que las subidas salariales se consolidan en las retribuciones.

"Continuaremos trabajando a lo largo de la legislatura, respaldando el bienestar de los ciudadanos y, en particular, de los empleados públicos, que son el talento y la excelencia que debemos cuidar en la Administración Pública en general y en las administraciones territoriales", subrayó Montero.

(La Vanguardia, 09-02-2024)

13/02/2024|