Los ingresos indebidos se devuelven en su cuantía bruta y no neta, dice el Supremo

El Tribunal Supremo ha emitido un fallo respecto a la devolución de ingresos indebidos. En esta reciente sentencia, el tribunal establece que, en el caso de que un empleado reciba un salario incorrecto, deberá reembolsar la cantidad total y no solo el importe neto de lo percibido a la Agencia Tributaria.

Los ingresos indebidos se refieren a cantidades que nunca debieron ser depositadas en las arcas públicas. Según la ley, Hacienda reembolsará a los contribuyentes los ingresos realizados indebidamente durante el cumplimiento de sus obligaciones fiscales o el pago de multas, tal como se establece en el artículo 221 de la Ley General Tributaria.

La sentencia describe el caso de un trabajador que ha estado empleado en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) desde 2009. En esta fundación, existe un sistema específico de promoción profesional que incluye una revisión del desempeño y progresión laboral cada cinco años. Si un empleado supera satisfactoriamente la evaluación, recibe un ascenso; de lo contrario, se da por terminado su contrato.

Durante su carrera laboral, este empleado recibió varios ascensos por su desempeño. En 2014, fue nombrado investigador junior con un salario fijo de 45.503,09 euros brutos anuales más 17.790,68 en bonificaciones. Cuatro años después, ascendió nuevamente con un salario bruto anual de 82.357,78 euros.

Entre 2013 y 2018, la fundación obtuvo la autorización de Hacienda para aumentar el salario del trabajador en sus declaraciones de renta. Sin embargo, en 2019, la Agencia Tributaria rechazó un aumento salarial. La Dirección General de Costes (DGC) del Ministerio de Hacienda notificó a la fundación que había incumplido con la ley de presupuestos y que debía regularizar los ingresos del empleado. Como resultado, el CNIC solicitó al trabajador la devolución de 13.000 euros brutos más intereses, lo cual fue impugnado por el empleado.

El Tribunal Supremo dictaminó que el empleado debe reembolsar las cantidades totales recibidas, no las netas, es decir, debe incluir las cantidades retenidas e ingresadas por la empresa en la Agencia Tributaria en nombre del trabajador.

En resumen, el empleado debe devolver la cantidad bruta y reclamar a la Administración Tributaria el importe retenido incorrectamente, ya que la empresa no está autorizada para solicitar su reembolso. Si el empleado no devuelve el salario indebidamente recibido en su totalidad, la empresa, que retuvo e ingresó la cantidad a cuenta del trabajador, perderá irremediablemente ese ingreso a cuenta.

(Cinco Días, 07-02-2024)

13/02/2024|