Los veinte españoles con más inversión suman 100.000 millones

Entre el conjunto de inversores individuales e institucionales, destaca como el más prominente el mayor patrimonio de España, Amancio Ortega, quien es el fundador de Inditex (Zara) y su principal accionista. Su riqueza está valuada en 81.800 millones, según datos de Forbes, y tiene invertidos 72.500 millones en la Bolsa. El top 10 lo complementan su hija Sandra, así como los hermanos Rafael, María y Leopoldo del Pino (Ferrovial), Sol Daurella (Cola-Cola Europacific Partners), los primos Entrecanales Franco y Domecq (Acciona), Florentino Pérez (ACS) y Juan Luis Arregui (Ence).

Además, los Entrecanales podrían sumar más de 3.600 millones adicionales y ascender en el ranking considerando que Acciona, la empresa que controlan en un 56,3%, posee a su vez el 82,6% de Acciona Energía. Su filial tiene una capitalización mayor que la empresa matriz, un caso singular que no se replica en ninguna otra compañía del mercado español. Estos empresarios comparten varios aspectos comunes: la mayoría lideran su empresa familiar, tienen participaciones en una única compañía y figuran en la lista de los 100 más ricos de Forbes.

La Bolsa española está controlada por 1.700 inversores, tanto nacionales como internacionales, que manejan dos tercios de los 850.000 millones de euros que circulan en el mercado. Esto se desprende de un análisis exhaustivo realizado por EXPANSIÓN para identificar quiénes son, cuánto poseen y dónde están ubicados los accionistas de las 120 empresas que cotizan en el Mercado Continuo.

Este estudio, sin precedentes en España, se basa en participaciones superiores al 0,01% hasta la semana pasada, utilizando datos de unas 10.000 operaciones registradas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y otras fuentes de información.

Los resultados son impactantes. No solo revelan quiénes tienen más en juego (como Amancio Ortega, fundador de Inditex; BlackRock, el mayor fondo privado del mundo; o Norges, el mayor fondo de pensiones, entre otros), sino que también destacan cómo se distribuyen esos recursos en el mercado. Inversores discretos como Vanguard o Capital Group ocupan posiciones destacadas.

El Estado español figura como uno de los principales dueños de la Bolsa española, a través de diversas entidades y el holding estatal de la Sepi, aunque esta última, la más conocida, no es la que más capital moviliza en el mercado. Gobiernos como el de Japón tienen un fuerte interés en España.

Además, numerosos estados de EE. UU., desde Ohio hasta Oregón, muestran un interés notable por España. También se reciben fondos públicos de diversas partes, ya sea de Australia o de Ghana. Hay inversores omnipresentes, como Dimensional, que tienen participaciones en casi todas las empresas.

Por otro lado, algunos fondos o empresas apuestan todo a una sola carta. Es el caso del fondo estadounidense Global Infrastructure Partners (GIP); Enel (del gobierno italiano); Sonatrach (de Argelia); STC (de Arabia Saudí); y GIC (de Singapur), que concentran sus inversiones en una única empresa (Naturgy, Telefónica o Cellnex, respectivamente).

Todo esto ocurre en un mercado donde la concentración es la norma. Los cien mayores inversores acumulan 450.000 millones de euros, más de la mitad del total del mercado. De ellos, 87 pertenecen al club de milmillonarios, en su mayoría familias españolas.

Los veinte mayores patrimonios españoles suman 100.000 millones de euros, incluyendo a familias como los Entrecanales, Del Pino, Arregui, Botín o March. En muchos casos, siguen al mando del principal negocio familiar (Acciona, Ferrovial y otros grupos).

(Expansión, 12-02-2024)

13/02/2024|