¿Subir el IRPF de las rentas del capital para que los directivos paguen más?

Sumar ha propuesto aumentar los impuestos sobre las rentas de capital y el ahorro en el IRPF debido a la percepción de que los contribuyentes más acaudalados obtienen mayores ingresos a través de estas fuentes que a través del trabajo, el cual está sujeto a tasas impositivas más elevadas.

"Desde Sumar proponemos incrementar los impuestos sobre las rentas del capital en el IRPF para que contribuyan más al mantenimiento de los servicios públicos el 60% de los ingresos de los altos ejecutivos", compartió en la plataforma social X el diputado de Sumar, Carlos Martín Urriza. Según el diputado, el 60% de los ingresos de los altos ejecutivos provienen de las rentas de capital.

En la actualidad, los rendimientos del ahorro están sujetos a un impuesto del 19% para ingresos anuales de hasta 6.000 euros, del 21% para ingresos entre 6.000 y 50.000 euros, del 23% para ingresos entre 50.000 y 200.000 euros, del 27% para ingresos entre 200.000 y 300.000 euros, y del 28% para ingresos superiores a 300.000 euros.

Hasta el año 2022, la tasa máxima era del 26%, y en los presupuestos de 2023 se elevó un punto porcentual para el tramo de ingresos entre 200.000 y 300.000 euros, además de establecer un nuevo tramo al 28% para ingresos superiores a 300.000 euros.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha estado destacando en las últimas semanas los altos salarios de los ejecutivos en España y la necesidad de tomar medidas al respecto, incluyendo un posible aumento de la carga fiscal.

"Los CEO del IBEX 35 en nuestro país perciben aproximadamente retribuciones que son 174 veces mayores" que las de sus empleados, una situación de "profunda injusticia" en la que es necesario concentrarse, señaló.

(Cinco Días, 09-02-2024)

13/02/2024|