Todos los contratos a tiempo parcial con fraude serán ahora indefinidos

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció ayer una medida significativa: todos los contratos a tiempo parcial con irregularidades serán automáticamente convertidos en contratos indefinidos. Esta acción será obligatoria para todas las empresas en caso de cometer alguna irregularidad en los aspectos contemplados en la adaptación de la directiva comunitaria sobre transparencia en las relaciones laborales.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el anteproyecto de ley que incorpora esta normativa de la UE a la legislación española. Díaz aprovechó para dar un paso más en favor de la seguridad y estabilidad laboral de los trabajadores. Se trata de una extensión de la protección a los trabajadores a tiempo parcial, que en España suman 2,8 millones.

En resumen, la nueva norma exige que todas las condiciones laborales esenciales, como la jornada, los horarios, los registros de la misma y los salarios, se detallen por escrito en el contrato. Esto incluye la duración del contrato, la jornada, el período de prueba y su distribución. El incumplimiento de estas condiciones llevará a la conversión automática del contrato a tiempo parcial -y temporal- en uno indefinido.

Además, se establece que las empresas deben informar por escrito al trabajador sobre cualquier modificación esencial en la relación laboral, prohibiendo reducciones unilaterales en la jornada y el salario sin el consentimiento del empleado.

Otra disposición importante es la obligación de registrar la jornada de trabajo de los empleados a tiempo parcial, detallando los horarios de inicio y finalización diarios.

Los cambios en los contratos a tiempo completo o parcial, así como en las horas de trabajo, deberán ser voluntarios para el empleado y no podrán ser impuestos unilateralmente por la empresa. Tampoco se permitirá represalias contra el trabajador que rechace cambios en su jornada.

Además, se establece un preaviso mínimo de tres días para las horas complementarias pactadas, y la cancelación de estas horas sin respetar este plazo dará derecho al trabajador a la retribución correspondiente.

La nueva legislación también prohíbe la discriminación contra los trabajadores que tengan varios empleos, considerando esta práctica como infracción grave, con sanciones de hasta 225.000 euros. Solo se permitirán restricciones al pluriempleo en casos justificados, como protección de la confidencialidad empresarial o la prevención de conflictos de intereses.

Finalmente, se establece el derecho del trabajador con al menos seis meses de antigüedad en la empresa a solicitar puestos vacantes de contratos indefinidos, con respuesta razonada de la empresa en caso de denegación. Asimismo, no informar por escrito al trabajador sobre los elementos esenciales del contrato en los plazos establecidos será considerado como una falta grave, sujeta a sanciones.

(Expansión, 07-02-2024)

13/02/2024|