Trabajo y los agentes sociales negocian incluir los riesgos psicosociales en la prevención laboral

Combatir la accidentalidad laboral es uno de los principales objetivos compartidos por los agentes sociales. Aunque se registró una disminución de más de cien muertes en el trabajo el año pasado, el número de accidentes con baja laboral aún se mantiene en niveles muy altos (cerca de los 600.000). Para abordar cómo eliminar estas tragedias, Yolanda Díaz anunció en el Congreso la creación de una mesa de diálogo en la que se discutirían diversas soluciones en materia de prevención de riesgos laborales junto con sindicatos y empleadores. Este lunes tuvo lugar el primero de esos encuentros, presidido por el secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, y se desarrolló en un ambiente de entendimiento, según los participantes, y con el objetivo de establecer un marco para la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo, según fuentes ministeriales.

"La normativa actual en materia de prevención de riesgos laborales necesita adaptarse a las nuevas formas de trabajo, prestando especial atención a la prevención de nuevos riesgos asociados al uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), los riesgos psicosociales (relacionados con la organización del trabajo, su contenido y realización) o la exposición a ciertas sustancias químicas dañinas para la salud. También es crucial incorporar una perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales", señalan desde el Ministerio de Trabajo.

"Entre otros aspectos, se incorporará la integración de la edad y la diversidad generacional en la gestión de la prevención, y se fortalecerá la protección de los trabajadores frente a los riesgos psicosociales. Se establecerá la obligatoriedad de integrar la perspectiva de género en el plan de prevención, identificación y evaluación de riesgos, así como en la vigilancia de la salud y en los contenidos formativos. Además, la mesa buscará avanzar en una mayor integración de la prevención de riesgos laborales en las pequeñas y medianas empresas", agregan.

"Hemos abordado con espíritu constructivo los temas que vamos a negociar, entre ellos los riesgos asociados a las diversas transformaciones que están por venir, como la digitalización o el impacto del cambio climático y el desafío demográfico", señaló Ana García de la Torre, secretaria de Salud Laboral de UGT. "Son muchos los aspectos que debemos tratar para acabar con este problema", concluyó.

"Desde el Ministerio nos han presentado una hoja de ruta relacionada con tres áreas: la primera, centrada en los riesgos psicosociales y los problemas derivados de la salud mental; la segunda, enfocada en la perspectiva de género; y la tercera, dedicada a la organización y prevención de riesgos laborales en la empresa, especialmente centrada en las PYMEs", reconoció Mariano Sanz, secretario de Salud Laboral de CC OO. Trabajo se ha comprometido con los agentes sociales a elaborar un primer documento que aborde la primera de las áreas a tratar próximamente.

Según los últimos registros oficiales del Ministerio de Trabajo, el número de accidentes mortales se redujo en más de cien entre enero y noviembre del año pasado (106), en comparación con el mismo periodo de 2022 (de 770 a 664). Hubo una disminución menor, aunque significativa, en los accidentes leves durante la jornada laboral (de 507.773 a 498.822) y en los graves (de 3.533 a 3.484). A pesar de esta disminución generalizada de accidentes, más hombres resultaron afectados que el año anterior dentro de esta categoría (3.076), mientras que la cantidad de mujeres accidentadas disminuyó en un 7,7% (fueron 12.175 menos).

(El País, 13-02-2024)

13/02/2024|