España se expone a un procedimiento sancionador por déficit excesivo

España concluyó el año 2023 con la cuarta deuda pública más alta de toda la Unión Europea (107,7% del PIB), solo detrás de Grecia, Italia y Francia, y un déficit público del 3,6% del PIB, según confirmó este lunes la oficina europea de estadística (Eurostat). Este dato, idéntico al promedio registrado en la Eurozona, supera el umbral del 3% establecido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, lo que anticipa que España estará entre los países sujetos a un procedimiento por déficit excesivo que abrirá Bruselas en junio.

Con la irrupción de la pandemia y la guerra en Ucrania, la Comisión Europea decidió suspender las reglas de control del déficit y la deuda pública que habían estado congeladas durante cuatro años. No obstante, estas normas volverán a aplicarse este año 2024, lo que implicará la apertura de nuevos expedientes sancionadores para aquellos países que superen los límites establecidos. Además de España, otros diez países presentarán un déficit público superior al 3%: Italia (7,4%), Hungría (6,7%), Rumanía (6,6%), Francia (5,5%), Polonia (5,1%), Malta (4,9%), Eslovaquia (4,9%), Bélgica (4,4%), Chequia (3,7%) y Estonia (3,4%).

El déficit español, equivalente a 53.159 millones de euros, muestra una tendencia positiva con una disminución progresiva del 10,1% en 2020 al 6,7% en 2021, el 4,7% en 2022 y finalmente el 3,6% en 2023. Asimismo, la deuda pública de España ha descendido del 120,3% en 2020 al 107,7% el año pasado, aunque sigue siendo una de las más elevadas de la UE, superada únicamente por Grecia (161,9%), Italia (137,3%) y Francia (110,6%). En total, 13 Estados miembros tuvieron una deuda superior al límite del 60% establecido por el pacto. Por otro lado, los países menos endeudados en 2023 fueron Estonia (19,6%), Bulgaria (23,1%), Luxemburgo (25,7%) y Dinamarca (29,3%).

Los países sujetos a medidas correctivas por parte de la Comisión Europea deberán realizar un ajuste estructural del 0,5% del PIB y serán objeto de una vigilancia detallada. La confirmación de estos datos por Eurostat coincide con la votación en el Parlamento Europeo este martes sobre la nueva reforma de las reglas fiscales, el penúltimo paso antes de su aprobación final por los gobiernos europeos. Aunque las nuevas reglas no modificarán los elementos centrales del pacto, la supervisión fiscal en 2024 se basará en las recomendaciones específicas por país emitidas el año pasado y avaladas por el Eurogrupo, exigiendo a los gobiernos presentar en septiembre un plan plurianual a medio plazo que incluya una trayectoria fiscal y compromisos de reforma e inversión, sujeto a evaluación y aprobación por parte de Bruselas y el Consejo.

(El Periódico, 23-04-2024)

23/04/2024|