CCOO y UGT enarbolarán la bandera de la reducción de jornada este Primero de Mayo

El mercado laboral en Cataluña y España se prepara para uno de sus cambios más significativos en décadas en los próximos meses. Por primera vez en 40 años, el actual gobierno tiene como objetivo reducir la jornada laboral máxima a 37,5 horas semanales para el final de la legislatura. Los sindicatos, conscientes de la importancia de esta medida, la destacarán en sus reivindicaciones para el Primero de Mayo.

En un manifiesto presentado este miércoles por los líderes de CCOO y UGT en Cataluña, Javier Pacheco y Camil Ros, se destaca que "el proceso de digitalización y la inteligencia artificial deben hacer nuestras empresas más productivas para trabajar menos tiempo, pero en mejores condiciones". Las centrales sindicales han delineado sus principales demandas de cara a las manifestaciones de la semana próxima bajo el lema "Por la plena ocupación, menos jornada, mejores salarios".

El gobierno ha estado dialogando con los sindicatos y la patronal durante meses para implementar esta reducción de la jornada laboral máxima en el día a día de los trabajadores. Sin embargo, el ciclo electoral en curso, con elecciones recientes o próximas en Galicia, Euskadi, Cataluña y la Unión Europea, está ralentizando los avances en esta y otras áreas de la agenda legislativa. Los líderes catalanes de CCOO y UGT han expresado su preocupación al respecto.

Esta medida, que aún no cuenta con el respaldo completo de los empleadores, afectará este año al 55% de los trabajadores del sector privado, quienes verán reducida su jornada laboral máxima. Sin embargo, el impacto será mucho mayor el próximo año, cuando el gobierno pretende llegar a las 37,5 horas semanales, afectando a nueve de cada diez asalariados cubiertos por la negociación colectiva.

CCOO y UGT han instado a sus afiliados y simpatizantes a votar tanto en las elecciones catalanas como en las europeas por fuerzas políticas "progresistas", buscando así facilitar un escenario de potencial entendimiento, mayorías y gobernabilidad que sea afín a sus intereses.

El año pasado, antes de las elecciones generales anticipadas por Pedro Sánchez, CCOO y UGT plantearon el Primero de Mayo con un enfoque electoral similar, instando a votar para "frenar a la ultraderecha" en España. Hoy, ese mensaje se traslada al Parlamento Europeo, donde las primeras encuestas sugieren una posible victoria de fuerzas conservadoras.

(El Periódico, 25-04-2024)

30/04/2024|