El control de Hacienda a las ‘criptos’ ya da frutos

El sistema de vigilancia exhaustiva implementado por la Agencia Tributaria (AEAT) sobre las inversiones en criptomonedas ha dado sus frutos al desmantelar una banda criminal "ostentosa" dedicada al fraude piramidal mediante el uso de criptoactivos. Funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y agentes de la Policía Nacional participaron en la Operación Keops, que culminó con la desarticulación de una organización involucrada en delitos continuados de estafa, blanqueo de capitales y pertenencia a una organización criminal.

Según las investigaciones, la red criminal llevó a cabo una estafa masiva tipo Ponzi con epicentro en Chiclana de la Frontera (Cádiz) y ramificaciones en Cantabria y Alicante, a través de presuntas operaciones de compra y venta de criptomonedas, acciones y futuros. Entre los once detenidos se encuentran los cuatro responsables de la red, uno de los cuales ha sido encarcelado.

Según fuentes de la investigación, los detenidos, a pesar de carecer de conocimientos en inversiones y de no estar autorizados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para operar en el mercado de valores, aprovecharon una estructura comercial con oficinas en Chiclana de la Frontera y Elche. El objetivo de la organización era obtener beneficios ilícitos mediante una estafa masiva.

Los investigadores destacan el estilo de vida ostentoso de los implicados, que incluía la exhibición en redes sociales de un alto nivel de vida con vehículos deportivos y de lujo, incluso abandonando sus profesiones originales.

Las autoridades han interrogado a 164 afectados a quienes la organización habría estafado más de 5,1 millones de euros desde el inicio de la estafa en 2018. Se están analizando 44 cuentas bancarias relacionadas con las personas y empresas implicadas.

Esta operación es resultado de la vigilancia de la Agencia Tributaria sobre las transacciones con criptomonedas. El Plan de Control Tributario y Aduanero para 2024 prevé una intensificación de las campañas de vigilancia sobre criptomonedas por parte de la AEAT, según destaca el nuevo Plan Estratégico de la AEAT. El documento subraya que se establecerán capacidades para la detección, investigación y trazabilidad en ámbitos emergentes como los activos digitales y las criptomonedas.

Además, se conocen detalles de la futura regulación que permitirá a Hacienda controlar y vigilar las transacciones con criptomonedas. El Ministerio está trabajando en la normativa que transpondrá la Directiva europea DAC8, que incluye nuevas obligaciones de comunicación de información para los proveedores de servicios de criptoactivos y amplía las obligaciones de comunicación sobre cuentas financieras.

Hacienda tiene previsto transponer esta normativa a través de una reforma en la Ley General Tributaria y el Reglamento General de actuaciones y procedimientos de gestión e inspección tributaria. Además, se redactará un real decreto específico para regular la identificación de la residencia fiscal de los usuarios de criptoactivos y la comunicación de transacciones en el marco de la asistencia mutua.

Estos cambios implicarán la elaboración de una nueva orden ministerial que apruebe el modelo de declaración informativa sobre criptoactivos y modifique la Orden que aprueba el modelo 289, de declaración informativa anual de cuentas financieras en el ámbito de la asistencia mutua.

(Expansión, 25-04-2024)

30/04/2024|