El IPC repunta otra décima en abril hasta el 3,3% mientras la inflación subyacente se modera al 2,9%

El Índice de Precios de Consumo (IPC) apunta a un nuevo incremento en abril, sumando una décima al alza de marzo y situándose en el 3,3%. Sin embargo, es la inflación subyacente la que continúa moderando las alzas, descendiendo cuatro décimas hasta alcanzar el 2,9%, colocándose por debajo del índice general por primera vez desde noviembre de 2022.

Tendremos que esperar hasta el 14 de mayo para confirmar si el dato proporcionado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) es definitivo para el cuarto mes del año. De ser así, el IPC registraría dos meses consecutivos de incrementos, manteniéndose en niveles similares a los del inicio del año.

Por el momento, el análisis preliminar sugiere que en abril se observó un aumento en los precios del gas, en contraste con la caída experimentada en el mismo periodo del año anterior. Asimismo, el precio de los alimentos registró un repunte mayor en comparación con un año atrás. Además, aunque en menor medida, la disminución de los precios de la electricidad también ha contribuido al incremento, aunque en menor medida que en abril del año anterior.

Por otro lado, en abril de este año, los precios de ocio y cultura disminuyeron respecto al año anterior, en contraste con el aumento registrado en el mismo mes del año pasado. El Ministerio de Economía, Comercio y Empresa señala que en abril, la inflación se vio influenciada por el "efecto base", debido al mejor desempeño de los precios del gas y los alimentos el año anterior, mientras que el costo de la electricidad continuó disminuyendo.

En cuanto a la variación mensual, el IPC aumentó durante cuatro meses consecutivos; de marzo a abril, experimentó un incremento del 0,7%, uno de los más altos desde enero de 2023. No obstante, el aumento de abril fue una décima inferior al de marzo (+0,8%).

(El País, 30-04-2024)

30/04/2024|