La factura fiscal de un hogar tipo en España es de alrededor de un tercio de su renta

En España, las familias destinan aproximadamente un tercio de sus ingresos al pago de impuestos, según las estimaciones realizadas sobre la tributación que afecta a los hogares, abarcando desde el IRPF hasta el IVA y otros gravámenes como el impuesto a los carburantes o el IBI. Por primera vez, se ha elaborado un análisis general del impacto de la tributación de las diferentes administraciones en la economía familiar, realizado por el Consejo General de Economistas-REAF.

Este estudio analiza cuatro modelos de hogares con datos reales del INE y determina qué porcentaje de sus ingresos totales se destina al pago de impuestos: personas solteras (33,6%), parejas sin hijos (35,4%), parejas con un hijo (31,7%) y parejas con dos hijos (31,7%). Por ejemplo, una pareja con dos hijos y unos ingresos mensuales de 3.639,75 euros destinaría el 31,7% de esa cantidad, es decir, 1.153,42 euros, al pago de impuestos.

Según Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas, "los continuos cambios normativos y fiscales generan una elevada incertidumbre entre los contribuyentes", por lo que considera necesaria una mayor transparencia en lo que realmente se paga a Hacienda. Con este estudio, se ha intentado mostrar una imagen general de la carga tributaria que soporta un hogar promedio español.

El tipo de hogar más común en España es el de una pareja con un hijo, que en promedio ingresa 37.438 euros al año. De esta cantidad, más de 5.000 euros se destinan al IRPF, alrededor de 2.400 euros a la Seguridad Social y otros 2.400 euros al IVA. Los impuestos sobre los carburantes representan cerca de 700 euros, seguidos por los impuestos sobre el tabaco y los bienes inmuebles, con alrededor de 400 euros cada uno. Estos datos muestran que, aunque se asocie principalmente la presión fiscal al IRPF, el resto de impuestos pueden representar una cantidad equivalente.

Salvador Marín, director del Servicio de Estudios del Consejo General de Economistas y coordinador del trabajo, señala que el pago del IRPF de un hogar tipo equivale a entre un 13,8% y un 17,2% de sus ingresos, y cuando se suman los otros impuestos, se produce "un incremento de los tipos iniciales del IRPF de más del doble".

El informe también destaca que el IRPF funciona como regulador para evitar un aumento excesivo de la factura fiscal y es menor en hogares con menos ingresos. Sin embargo, la factura de otros impuestos, como los carburantes o el IBI, es independiente del nivel de renta.

En cuanto a la imposición fiscal por comunidades autónomas, Cataluña se encuentra en la banda alta de la presión fiscal, mientras que Madrid está en la baja. Por ejemplo, en Cataluña y Baleares, la cuota autonómica del IRPF representa casi el 52% del total, mientras que en Madrid y Canarias representa alrededor del 47%.

El informe detalla que la diferencia en la cuota nominal del IRPF entre comunidades autónomas puede ser considerable, siendo la mayor diferencia de 1.166 euros entre Extremadura (cuota máxima) y Madrid (cuota mínima), si se introduce la paridad de poder adquisitivo.

(La Vanguardia, 29-04-2024)

30/04/2024|