Las multinacionales recuperan los beneficios previos a la pandemia

En el año 2021, las multinacionales españolas lograron recuperar sus beneficios previos a la pandemia, obteniendo en conjunto 98.342 millones de euros, según datos publicados por la Agencia Tributaria (AEAT). Sin embargo, el tipo impositivo se mantuvo en su nivel más bajo en los últimos cinco años, situándose en un 14,4%. Esta estadística de la AEAT incluye a las multinacionales con sede en España y con una facturación superior a los 750 millones de euros.

Durante el 2021, había 123 multinacionales con más de 13.000 filiales en todo el mundo, incluyendo España, lo que representa aproximadamente un tercio del total. Aunque los ingresos agregados fueron ligeramente inferiores a los del 2019, alcanzando casi un billón de euros (902.724 millones), aún así se mantienen por encima de los niveles registrados en el 2016, año en el que comienza la serie histórica. Es importante señalar que esta estadística puede variar considerablemente de un año a otro debido a la entrada o salida de multinacionales, ya que solo se consideran aquellas con una facturación mínima.

Por otro lado, los beneficios obtenidos en el 2021 son los más altos de toda la serie histórica, como se puede observar en el gráfico adjunto. Sin embargo, el tipo impositivo del 14,4% sigue siendo superior al mínimo registrado en el 2016, cuando alcanzó el 12,6%. Este dato debe tomarse con precaución, ya que la AEAT muestra los beneficios después de descontar las pérdidas que pudieran haberse generado en jurisdicciones extranjeras. En España, el tipo impositivo del impuesto de sociedades es del 25% en general y del 30% para el sector bancario, mientras que a nivel internacional se discute la imposición de un mínimo del 15% por parte de la OCDE y las Naciones Unidas.

Los datos de la AEAT también ofrecen información sobre la productividad por trabajador en diferentes países, aunque se debe analizar con cautela, ya que aquellos países que ofrecen beneficios fiscales suelen aparecer como los más productivos. Por ejemplo, Malta, Luxemburgo, Países Bajos e Irlanda son algunas de las jurisdicciones donde teóricamente los trabajadores son más productivos. Además, aproximadamente la mitad de las filiales de estas multinacionales (51%) se encuentran fuera de la Unión Europea (UE), mientras que un tercio (32%) están ubicadas en España y el 17% restante en la UE.

Este reparto determina el tipo efectivo del impuesto, que varía según el territorio. En España, este tipo es del 12,8%, casi dos puntos por debajo de la media. La AEAT señala que la mayor imposición relativa se encuentra en los países de la UE, con un tipo medio agregado del 16,5% para el impuesto pagado, mientras que fuera de la Unión Europea la recaudación impositiva es del 15,5%. Es importante tener en cuenta que este análisis se basa en el impuesto pagado y no en el devengado, que puede ser ligeramente superior.

Por último, la AEAT resaltó la diferencia en rentabilidad entre las filiales en España y las ubicadas en el resto del mundo. Las filiales españolas tienen un margen de beneficio del 7,5%, frente al 9,3% a nivel mundial.

(La Vanguardia, 29-04-2024)

30/04/2024|