La mujeres pierden peso en puestos directivos por tercer año consecutivo

La presencia de mujeres en cargos directivos en empresas españolas sigue siendo muy baja, alcanzando solo el 15,6%, según un estudio presentado por ICSA Grupo y EADA Business School este martes. Este porcentaje representa una disminución respecto al año anterior (16,6%) y está aún más lejos del mejor dato registrado en 2021, que fue del 18,8%. Desde entonces, esta cifra ha ido descendiendo, alejándose considerablemente del récord de la serie en 2008, cuando llegó al 19,5%. Sin embargo, se observa una ligera reducción en la brecha salarial: los hombres ganan un 11,2% más que las mujeres, en comparación con el 12,1% registrado en 2023.

Según Aline Masuda, investigadora y profesora de EADA Business School, la disparidad de género en los roles directivos se debe en gran medida a que las mujeres suelen asumir (a menudo por obligación) las responsabilidades de cuidado. Para aumentar la representación femenina, Masuda sugiere que las empresas reorganicen los puestos directivos para mejorar verdaderamente la conciliación entre el trabajo y la familia. Señala que los trabajos que fomentan la presencialidad y las horas extras, conocidos como trabajos "codiciosos", contribuyen a la desigualdad, ya que la sociedad sigue esperando que las mujeres sean las principales cuidadoras familiares.

Masuda sostiene que la raíz de la brecha salarial en los cargos directivos es la misma: la mayor disponibilidad de los hombres en comparación con las mujeres, que están condicionadas por las responsabilidades de cuidado. Esto se refleja no solo en los puestos directivos, sino también en la distribución de las horas extras y las jornadas parciales entre hombres y mujeres.

La serie estadística de EADA Business School muestra una fluctuación en la presencia de mujeres en cargos directivos a lo largo de los años. Tras alcanzar su punto más alto en 2008, con un 19,5%, esta cifra disminuyó drásticamente durante la Gran Recesión, llegando a un mínimo del 10,3% en 2013. Aunque se produjo un crecimiento casi continuo hasta 2021, en los últimos tres años se ha observado un retroceso, alcanzando el 15,6% en febrero de 2024.

Indry Canchila, ingeniera industrial y socia directiva de ICSA Grupo, señala que la menor presencia de mujeres en los cargos de alta responsabilidad requiere un cambio en la estructura organizativa y en las formas de trabajo, priorizando los resultados sobre el presencialismo.

La distribución de mujeres en cargos directivos varía según el área de trabajo, siendo más numerosas en comunicación (39%), recursos humanos (33,2%) y marketing (30,5%), pero menos representadas en áreas como TIC (5,2%), producción (5,8%) o comercial (7,3%). En la dirección general, solo representan el 9%.

Aunque persiste una brecha salarial, el estudio de EADA Business School muestra una tendencia a la disminución en los últimos años. Los hombres directivos ganan un 11,2% más que las mujeres, lo que marca una mejora en comparación con el 12,1% de 2023 y un descenso constante desde el 18% registrado en 2017. En términos absolutos, los directivos ganan un promedio de 93.030 euros brutos al año, mientras que las mujeres directivas ganan 83.663 euros. La diferencia es aún mayor entre los mandos intermedios, donde la brecha salarial alcanza el 12,2%.

(El País, 08-05-2024)

08/05/2024|