La prestación contributiva del paro será compatible con un salario por trabajo

El Gobierno presentó ayer una nueva propuesta a la patronal y a los sindicatos en las conversaciones sobre la modificación del subsidio de desempleo. Ahora se contempla que la prestación contributiva sea compatible con un salario por trabajo a tiempo completo.

Joaquín Pérez Rey, secretario de Estado de Empleo, planteó a la patronal y a los sindicatos la posibilidad de que, a partir del decimotercer mes de recibir una prestación contributiva por desempleo, los desempleados puedan combinar esta prestación con un salario si encuentran trabajo. Esta compatibilidad se extendería durante seis meses, de modo que la prestación se reduciría gradualmente a medida que el salario del trabajador alcance, iguale o supere la prestación misma.

Asimismo, se propone una retirada gradual del subsidio asistencial, comenzando con el 95% del IPREM durante los primeros 6 meses, luego el 90% durante otros 6 meses, y finalmente el 80% durante el resto del periodo de percepción.

En declaraciones a TVE, Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, recordó que el proyecto de ley sobre el nuevo subsidio permite ahora la compatibilidad del subsidio por desempleo, tanto contributivo como asistencial, con un salario por trabajo.

"Ahora vamos un paso más allá", agregó Díaz, "permitiendo la compatibilidad con la prestación contributiva por desempleo", que es la protección por desempleo derivada de las cotizaciones del trabajador en su nómina. Para acceder a esta prestación, se requiere haber cotizado al menos durante un año para poder recibir cuatro meses de desempleo.

Ahora es posible combinar la prestación contributiva o el subsidio por desempleo con el trabajo a tiempo parcial y el trabajo autónomo. Sin embargo, esta posibilidad solo está disponible para personas mayores de 52 años que estén recibiendo un subsidio, y pueden hacerlo siempre que el contrato laboral tenga una duración superior a tres meses, ya sea indefinido o temporal a tiempo completo.

Según informó el Ministerio de Trabajo y Economía Social, actualmente, de los 2.666.500 desempleados, 1.794.934 están recibiendo algún tipo de prestación, lo que representa el 70,37% del total. De ellos, 807.010 están recibiendo una prestación contributiva y 818.843 están recibiendo un subsidio. Además, 92.573 personas están recibiendo la renta activa de inserción y 76.508 están recibiendo el subsidio eventual agrario.

Al finalizar la reunión con la patronal y los sindicatos, Joaquín Pérez Rey explicó que con esta propuesta, el Gobierno persigue varios objetivos. En primer lugar, reducir la brecha entre la prestación y el subsidio por desempleo y garantizar cierta continuidad en la compatibilidad con el trabajo. La cuantía máxima de la prestación contributiva es de 1.575 euros mensuales con dos o más hijos, 1.400 euros con un hijo y 1.225 euros sin hijos, mientras que la cuantía del subsidio por desempleo es de 480 euros al mes.

El segundo objetivo del Gobierno con esta medida es incentivar a los desempleados a buscar empleo y proporcionarles un incentivo para que comprueben que, al menos por un tiempo, pueden mantener la prestación y ganar más que si no buscaran trabajo, con el fin de evitar que el desempleo de larga duración se arraigue y proporcionar incentivos a los desempleados para buscar trabajo después de un año, especialmente entre las personas mayores.

Además, el Gobierno propuso recuperar la sobrecotización del 125% de la base reguladora para los desempleados mayores de 52 años, una medida que responde a las demandas de Podemos y de los sindicatos. Otras nuevas propuestas respaldadas por los sindicatos incluyen la creación de un subsidio especial para las desempleadas que hayan sido víctimas de violencia de género y una iniciativa similar para ayudar a los españoles emigrantes que regresan al país en una situación precaria.

Tras la reunión, Pérez Rey se comprometió a enviar un texto a los agentes sociales para alcanzar un acuerdo pronto, incluso con la CEOE. CCOO y UGT subrayaron que ven posible un acuerdo con el Gobierno, siempre y cuando este plasme por escrito todo lo discutido en la reunión.

(Expansión, 07-05-2024)

08/05/2024|