La prestación contributiva del paro será posible con un salario de hasta 1.350 euros al mes

A partir del 1 de abril de 2025, entrará en vigor una nueva prestación dirigida a combatir el desempleo de larga duración en personas de 45 años en adelante. Esta prestación se activará a partir del segundo año de desempleo y permitirá la compatibilidad entre la prestación contributiva por desempleo y los ingresos obtenidos por un trabajo. El objetivo es incentivar la reincorporación laboral y abordar el desempleo persistente, que se define como aquel que supera el año de paro.

El Gobierno ha propuesto que, a partir del décimo tercer mes de desempleo, los beneficiarios puedan percibir la prestación contributiva junto con un salario de hasta el 225% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Esto equivaldría a un salario bruto de 1.350 euros al mes, considerando que el IPREM actualmente es de 600 euros al mes. La prestación será calculada en función del tiempo de desempleo y la jornada laboral.

Por ejemplo, para un trabajador que encuentre un empleo a tiempo completo entre el décimo tercer y décimo quinto mes de prestación, podrá recibir el 80% del IPREM (480 euros al mes) más el salario bruto compatible. Este esquema se va ajustando gradualmente, reduciendo el porcentaje del IPREM conforme avanza el tiempo en la prestación, hasta alcanzar el 30% del IPREM en los dos últimos meses del segundo año de prestación.

Además, se prevé una retirada gradual de la prestación compatible con el salario una vez que el trabajador se consolide en el empleo, incluso si es temporal. El Gobierno busca así fomentar la permanencia en el mercado laboral y demostrar que trabajar resulta más beneficioso que depender únicamente de la prestación por desempleo.

En cuanto al subsidio de desempleo, el Gobierno ampliará su alcance a diferentes colectivos, como los menores de 45 años sin responsabilidades familiares, los emigrantes españoles que regresan en situación precaria, las víctimas de violencia de género o sexual, entre otros. También se aumentarán las cuantías del subsidio y se reintegrará la sobrecotización del 125% de la base reguladora para los desempleados mayores de 52 años con un subsidio especial.

Estas medidas buscan apoyar a los desempleados en su búsqueda de empleo y garantizar un nivel adecuado de ingresos mientras se encuentran en situación de paro, con el objetivo final de promover la inclusión laboral y la protección social.

(Expansión, 08-05-2024)

08/05/2024|