Los becarios podrán sumar hasta cinco años de prácticas para su jubilación

La ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, ha rubricado la disposición que permitirá restablecer la cotización para aquellos estudiantes que en el pasado realizaron prácticas formativas, académicas externas o estudios oficiales de doctorado en programas de formación investigadora, tanto en territorio nacional como en el extranjero.

"Los participantes en estos programas tendrán la oportunidad de suscribir un convenio especial, por única vez, con la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), permitiéndoles computar estos periodos de cotización hasta un máximo de cinco años", han informado desde el Ministerio.

Específicamente, esta medida beneficiará a antiguos estudiantes universitarios, de formación profesional (excepto en casos de prácticas en el régimen de formación profesional intensiva) y de enseñanzas artísticas superiores, enseñanzas artísticas profesionales y enseñanzas deportivas del sistema educativo. Asimismo, podrán acogerse graduados universitarios que, mediante estudios oficiales de doctorado, hayan participado en programas de formación investigadora antes del 4/02/2006, tanto en España como en el extranjero.

La orden, incluida en la reforma de pensiones y que entrará en vigor el primer día del mes siguiente a su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), equiparará a los antiguos estudiantes con trabajadores por cuenta ajena para su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social. De esta manera, la cotización por los períodos de prácticas reconocidos en este convenio especial abarcará la cobertura de prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia derivadas de contingencias comunes.

Para suscribir el convenio, las prácticas no remuneradas deben haberse realizado antes del 1 de enero de 2024 y, en el caso de las prácticas remuneradas, antes del 1 de noviembre de 2011, sin límite de antigüedad. Además, los interesados deben acreditar la duración de los programas de formación en los que participaron.

Es importante recordar que desde este año, los estudiantes que realizan prácticas formativas, remuneradas o no, están incluidos en el sistema de la Seguridad Social. Desde el 1 de enero, casi 570.000 estudiantes han estado dados de alta al menos un día, según los datos de la Tesorería General de la Seguridad Social.

La base de cotización por el convenio especial será la base mínima de cotización por contingencias comunes del grupo 7 de cotización del Régimen General de la Seguridad Social vigente este año, reducida en un 0,77. Esto supone cerca de 300 euros por cada mes que se desee convalidar como cotizado.

Una vez calculado el importe total de la cotización por parte de la TGSS, este podrá abonarse en un único pago o en un máximo de mensualidades igual al número de meses por los que se formalice el convenio. Por ejemplo, si se convalidan seis meses, se podrán pagar en un máximo de seis mensualidades los 1.800 euros correspondientes a ese período por la convalidación.

Según ha afirmado Saiz, "hoy es un día sumamente importante. Esta medida representa la mejor expresión de justicia social por parte del Gobierno", ya que amplía "los derechos de los jóvenes y de aquellos que se están incorporando al mercado laboral, al tiempo que reparamos desequilibrios y brindamos oportunidades a aquellos que no tuvieron esa opción en el pasado".

(El Economista, 02-05-2024)

08/05/2024|