El Banco de España ultima la activación del colchón de capital anticíclico para la banca

En los próximos días, el Banco de España podría poner en marcha el colchón de capital anticíclico, una medida que exige a la banca aumentar sus reservas para fortalecer su capacidad de otorgar créditos en momentos de debilidad económica, aprovechando los resultados históricamente altos que está obteniendo el sector.

Esta medida fue anunciada por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su comparecencia en el Congreso para presentar el Informe Anual de la entidad. El colchón de capital anticíclico es un porcentaje que se aplica a la exposición crediticia de los bancos y se activa en fases alcistas de los ciclos de crédito para reforzar la solvencia de las entidades.

Actualmente, este porcentaje está en el 0 %, pero se podría aumentar en medio punto para 2025 y otro medio punto para 2026. Esto significaría que el sector bancario tendría que acumular alrededor de 7.000 millones de euros adicionales para disponer de ese capital en caso de pérdidas.

La activación de este colchón en fases más tempranas permitiría disponer de más capital en momentos económicos adversos, lo que ayudaría a mantener el flujo de crédito a la economía real y contribuiría a la estabilización macroeconómica.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha señalado los primeros signos de deterioro en la calidad de los créditos en las entidades supervisadas, aunque aún están lejos de los niveles preocupantes de hace una década. En España, la tasa de créditos morosos es del 2,8 %, superior a la media europea.

A pesar de la buena capitalización y solvencia del sector bancario español, algunos expertos dudan si es el momento adecuado para endurecer los requerimientos de capital, ya que podría afectar negativamente a la rentabilidad de la banca. Sin embargo, las entidades financieras españolas han cumplido con sus obligaciones fiscales, destinando alrededor del 51 % de sus resultados al pago de impuestos, incluido un extraordinario de unos 10.000 millones de euros.

(El Economista, 13-05-2024)

15/05/2024|