El Consejo Económico y Social sugiere aumentar los recursos propios de la UE emitiendo deuda pública conjunta

El Consejo Económico y Social (CES) ha emitido un informe en el que critica las nuevas reglas fiscales europeas aprobadas a principios de año, señalando que no resuelven completamente los problemas del sistema anterior debido a su complejidad, prociclicidad y falta de protección para la inversión. Para abordar estas deficiencias, el informe propone varias recomendaciones, entre las cuales destaca la importancia de lograr la Unión Bancaria, profundizar en la integración financiera mediante la Unión del Mercado de Capitales, definir una política industrial específica por sectores y emitir eurobonos para reforzar los recursos propios de la UE y financiar inversiones tecnológicas y ambientales.

Aunque las nuevas reglas fiscales se centran en el medio plazo y permiten una mayor implicación de los Estados, el CES considera que el sistema sigue siendo complejo y utiliza variables poco claras. Además, algunas previsiones son poco realistas según el informe elaborado por el organismo, que destaca la necesidad de reformar los mecanismos europeos comunes y reforzar la inversión a nivel europeo para hacer frente a las particularidades macroeconómicas del momento.

El CES también subraya la importancia de equilibrar el nuevo marco fiscal con la política monetaria, prestando atención a la coexistencia de una posición fiscal más estricta con los efectos retardados de la restricción monetaria. Además, insta a completar la Unión Bancaria para evitar situaciones de inestabilidad financiera y contribuir a la resiliencia económica de la Unión Europea.

En cuanto a la integración financiera, el CES aboga por avanzar en la Unión del Mercado de Capitales para crear mercados financieros más competitivos y movilizar el capital privado necesario para impulsar la innovación y respaldar las inversiones. Esto podría lograrse mediante la emisión de deuda pública conjunta y la creación de nuevos impuestos europeos.

Otra recomendación importante del informe es la definición de una política industrial común que permita a la UE competir a nivel internacional y promover la cohesión económica y territorial. Finalmente, el CES destaca la importancia de valorar las inversiones en capital humano y considerar la perspectiva de género y la infancia en las políticas económicas y sociales de la Unión Europea.

(El País, 09-05-2024)

15/05/2024|