La presidenta madrileña anuncia una nueva batería de incentivos fiscales para el acceso a la vivienda

Isabel Díaz Ayuso está finalizando la implementación de nuevos incentivos para la compra y el alquiler de viviendas que supondrán un ahorro de 118 millones de euros para los contribuyentes. Se otorgará una deducción de 1.000 euros a los propietarios que pongan sus inmuebles en alquiler.

Durante su participación en el V FORO INTERNACIONAL EXPANSIÓN, la presidenta de la Comunidad de Madrid, anunció una serie de medidas fiscales destinadas a mejorar el acceso a la vivienda en la región. Entre estas medidas, Díaz Ayuso mencionó una deducción de 1.000 euros en el IRPF para los propietarios que pongan sus inmuebles en alquiler. "Si se transmite la idea de que alquilar tu casa es sinónimo de problemas, la oferta disminuirá", advirtió la presidenta.

Asimismo, se establecerá una deducción en el IRPF de 1.000 euros para aquellos que formalicen nuevos contratos de arrendamiento de viviendas que hayan estado vacías durante al menos un año y se incorporen al mercado del alquiler con contratos de más de 3 años de duración. Esta deducción se aplicará a propietarios o usufructuarios que no posean más de cinco propiedades inmobiliarias y se espera que alcance a unos 20.000 ciudadanos, generando un ahorro de 20 millones de euros.

Además, se creará una bonificación del 25% en los préstamos hipotecarios para vivienda habitual sobre la diferencia entre los intereses pagados y los que se habrían pagado con el euríbor de diciembre de 2022, con un límite de 300 euros al año. Esta medida beneficiará a unos 450.000 contribuyentes y generará un alivio fiscal de alrededor de 90 millones de euros.

Díaz Ayuso también mencionó un nuevo paquete de reducciones fiscales para combatir la despoblación en los municipios rurales. Esta iniciativa tiene como objetivo ayudar a los jóvenes menores de 35 años a establecer su residencia habitual en municipios con menos de 2.500 habitantes, ya sea mediante compra o alquiler. Se estima que beneficiará a más de 1.200 contribuyentes y generará un ahorro de más de 8 millones de euros en el primer año.

Por último, se establecerá una deducción por traslado de residencia a estos municipios de 1.000 euros en el año en que se produzca el cambio, siempre y cuando el contribuyente mantenga la residencia durante los tres años siguientes. Además, los jóvenes que adquieran una vivienda habitual en estos pueblos podrán deducirse el 10% del precio de adquisición, con un límite anual de 1.546 euros durante diez años fiscales. Se aplicará una bonificación del 100% en los impuestos de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en caso de adquisición de vivienda de segunda mano, y de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en caso de vivienda nueva.

Díaz Ayuso también destacó la situación económica de España, señalando que "no pinta bien", aunque destacó que Madrid vive un buen momento. Criticó las políticas del Gobierno central y aseguró que Madrid siempre estará del lado de quienes generan riqueza y empleo.

(Expansión, 09-05-2024)

15/05/2024|