Las auditoras medianas rompen la barrera de los 1.000 millones

Las empresas de tamaño mediano están experimentando un aumento significativo en su crecimiento, alcanzando una cifra conjunta de 1.064 millones de euros, excluyendo los resultados de las 'Big Four'. Las empresas de servicios profesionales, especializadas en auditoría, consultoría y asesoramiento legal y en transacciones, cerraron el año pasado con ingresos totales de 4.283 millones de euros, lo que representa un incremento del 11,8% respecto al año anterior, según el ranking elaborado por EXPANSIÓN con los datos proporcionados por más de cuarenta empresas del sector.

Excluyendo la facturación de las cuatro principales empresas del sector (Deloitte, PwC, EY y KPMG), las demás empresas del sector alcanzaron un nuevo récord de facturación al superar los 1.000 millones de euros en ingresos, un aumento del 11,5% respecto al año anterior. En concreto, registraron ingresos combinados de 1.064 millones. De esta manera, las empresas medianas de auditoría están experimentando un crecimiento de dos dígitos, después del aumento del 7,7% que experimentaron en 2022.

Una vez más, el top ten de empresas se mantiene sin cambios en un año en el que prácticamente todas registran crecimientos de dos dígitos. Después de las Big Four, ETL Global mantiene la quinta posición con una facturación de 183,5 millones (+17,4%), seguida de BDO con 136,4 millones en ingresos (+10,3%). Grant Thornton alcanza casi los tres dígitos con 95,3 millones de ingresos (+8,4%) y Auren llega a los 85,7 millones (+11%). Completan esta parte superior de la tabla PKF Attest, que creció hasta los 60,2 millones (+11,4%), y E-Consulting / Grupo Adade con 58,1 millones de ventas (+12,5%).

Mazars también mantiene su posición en el ranking con una facturación de 55,1 millones (+9,1%), mientras que Baker Tilly asciende un puesto tras obtener 42,4 millones de ingresos (+18,1%), seguido muy de cerca por Crowe Spain con 41,4 millones de facturación (+1,2%).

Emilio Álvarez, presidente del REA Auditores, advierte sobre el desequilibrio del mercado donde cuatro empresas concentran el 75% de la facturación. "Es necesario contar con un mayor número de empresas medianas con mayor facturación, ya que esta situación no favorece la competencia, afecta negativamente a la calidad y dificulta la libre elección de auditor", agrega.

El presidente del REA explica que "la necesidad de equilibrar el sector con una mayor presencia de empresas de auditoría pequeñas y medianas también está relacionada con el tamaño de las entidades a auditar. Según las últimas cifras del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), las grandes empresas representan solo el 0,19% del total. Respecto al número de informes de auditoría emitidos en 2022 (68.571 informes), el 12,47% corresponden a empresas grandes, el 37,34% a empresas medianas y el 50,19% a empresas de pequeña dimensión. Por lo tanto, el papel de las empresas de auditoría pequeñas y medianas debe ser más destacado".

"La auditoría de cuentas, al igual que la mayoría de los otros servicios prestados por las empresas multidisciplinares, continuó creciendo de manera moderada en 2023", añade Víctor Alió, presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE).

(Expansión, 15-04-2024)

15/05/2024|