Los accidentes laborales bajan un 1,7% en el primer trimestre tras los malos datos del arranque del año

Aunque la siniestralidad laboral en 2024 muestra una leve disminución en términos porcentuales, los accidentes "in itinere" han aumentado un 3,3 % y ya sumamos 169 fallecidos. Durante el período de enero a marzo de 2024, el número de accidentes laborales con baja fue de 145.644, mientras que los accidentes laborales sin baja ascendieron a 128.874. Estos datos representan una disminución del 1,7 % y del 2,9 %, respectivamente, en comparación con el mismo período del año anterior.

De los accidentes con baja total, 125.573 ocurrieron durante la jornada laboral y 20.071 fueron "in itinere". La variación con respecto al mismo período del año anterior fue del -2,5% para los accidentes en jornada. Por otro lado, los accidentes "in itinere" aumentaron un 3,3 %.

En cuanto a los accidentes graves y mortales hasta marzo, de los 125.573 accidentes con baja durante la jornada, 911 fueron graves y 141 mortales. En el caso de los ocurridos en el trayecto hacia o desde el trabajo, 246 fueron graves y 28 personas trabajadoras fallecieron. En total, durante el primer trimestre de 2024, la siniestralidad laboral ha cobrado la vida de 169 personas.

A pesar de los modestos descensos porcentuales observados en comparación con el mismo período de 2023 (excepto los fallecidos en accidentes "in itinere"), debemos ser realistas y reconocer que, según indican las cifras, existe un grave problema de siniestralidad en España.

Por sectores, los accidentes con baja durante la jornada laboral se concentran principalmente en la industria manufacturera (23.152), la construcción (19.218) y el comercio y reparación de vehículos (16.999). Los sectores con más fallecimientos por accidente laboral son la construcción (37), el transporte y almacenamiento (31) y la industria manufacturera (17).

En cuanto a la distribución geográfica, las comunidades autónomas con más accidentes durante la jornada laboral son Andalucía (20.894), Cataluña (19.582) y la Comunidad de Madrid (17.594). En términos de fallecimientos, destacan Andalucía (25), Cataluña (16) y, en tercer lugar, la Comunidad Valenciana y Galicia, con 13 fallecidos cada una.

Mes tras mes, vemos cómo los mismos sectores de actividad y las mismas regiones lideran la siniestralidad. Desde USO, exigimos un plan de acción específico centrado en los sectores con más siniestralidad y un mayor análisis y control por parte de las autoridades regionales para identificar fallos y ofrecer soluciones efectivas a los problemas de seguridad y salud laboral que afectan a estas regiones.

La siniestralidad no solo es un problema laboral, sino también social. Cuando ocurre un accidente de trabajo, sus repercusiones se extienden a la familia del trabajador y a las Administraciones públicas, encargadas de brindar tratamiento, asistencia y prestaciones económicas en caso de fallecimiento.

Es responsabilidad de la sociedad en su conjunto exigir medidas para controlar la siniestralidad. USO aboga por que trabajadores, empresas, Administraciones públicas y otros actores trabajen juntos para crear entornos laborales seguros y saludables.

(El País, 14-05-2024)

15/05/2024|