Trabajo y sindicatos cierran la reforma del subsidio del paro sin la patronal

El Ministerio de Trabajo y los sindicatos han alcanzado un acuerdo para reformar el sistema de protección por desempleo, conocido como subsidio por desempleo, sin la participación de la patronal. Este acuerdo permitirá la compatibilización del empleo con el cobro tanto del subsidio como de la prestación contributiva del paro, además de mantener la sobrecotización para la jubilación de los perceptores mayores de 52 años, un punto que llevó al fracaso del decreto en enero.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, junto a los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, han firmado y presentado este miércoles el acuerdo de reforma, necesario para el desembolso del próximo tramo de los fondos europeos (10.000 millones de euros). El pacto, que no superó el examen parlamentario en enero, fue alcanzado entre Trabajo y Economía debido a la urgencia de elevar la medida al Consejo de Ministros para su aprobación rápida. Tras su fracaso, Díaz anunció que abriría la negociación a los agentes sociales.

El acuerdo incluye dos novedades: la creación de un subsidio específico para mujeres víctimas de violencia machista y la posibilidad de compatibilizar el trabajo con la prestación contributiva del paro. Respecto a esta última novedad, la compatibilización con el empleo estará disponible a partir de 2025, tras el primer año de cobro de la prestación, y estará sujeta a un límite salarial anual de 18.900 euros brutos (1.350 euros al mes, o el 225% del IPREM). Este complemento de apoyo al empleo será progresivamente decreciente en el tiempo y dependerá de la jornada laboral realizada. Esta medida se suma a la posibilidad anterior de compatibilizar el trabajo con el cobro del subsidio durante 180 días, con el objetivo de facilitar la transición al empleo.

El decreto también aumenta la ayuda asistencial para quienes agotan el paro durante los primeros seis meses, pasando de 480 euros actuales (el 80% del IPREM) a 570 euros (95% del IPREM). Posteriormente, durante un segundo periodo de seis meses, la ayuda se reduce a 540 euros (90% del IPREM). En caso de un aumento del IPREM, el importe del subsidio se ajustará en consecuencia. Además, se mantiene el límite de percepción en 30 meses y se simplifica el proceso de solicitud, que ahora será automático al entrar en desempleo.

El acuerdo amplía la cobertura del subsidio a más de un millón de beneficiarios, incluyendo a menores de 45 años sin cargas familiares y a mayores de 52 años con personas a cargo, independientemente de sus ingresos. Además, permite acceder al subsidio por cotizaciones insuficientes a aquellos con periodos cotizados inferiores a 6 meses y sin responsabilidades familiares, así como a trabajadores eventuales agrarios y transfronterizos.

A pesar de la falta de acuerdo con CEOE y Cepyme, la ministra Díaz reconoció su colaboración en la elaboración de la norma, especialmente en la compatibilización del cobro del subsidio con el empleo y en la protección de mujeres víctimas de violencia de género.

Finalmente, el acuerdo mantiene la sobrecotización del 125% en los subsidios por desempleo de mayores de 52 años con vistas a la jubilación, un punto que generó controversia en el Congreso. Esta medida se mantendrá en el 80% del IPREM durante todo el periodo de percepción del subsidio.

(El Periódico, 09-05-2024)

15/05/2024|