Victoria del PSC en Cataluña que pone fin a la mayoría independentista

Con más del 98% del voto escrutado, el PSC ha obtenido una clara victoria en las elecciones celebradas este domingo en Cataluña, logrando 42 diputados, nueve más que en los comicios de 2021 y marcando uno de sus mejores resultados históricos.

Los siguientes partidos en número de diputados son Junts per Catalunya y ERC, con 35 y 20 escaños respectivamente. Sumando los asientos de la CUP (cuatro) al total de las formaciones independentistas, queda lejos de alcanzar la mayoría absoluta en el Parlament, fijada en 68 diputados, situación inédita desde el inicio del procés hace más de una década.

Incluso con el respaldo de Aliança Catalana, la nueva formación derechista que ha obtenido dos escaños en la Cámara catalana, el bloque independentista no tendría suficientes votos para formar gobierno. Sin embargo, el resto de fuerzas independentistas han descartado aceptar apoyos de esta organización liderada por la alcaldesa de Ripoll (Girona), Sílvia Orriols.

Así, cobra fuerza la posibilidad de un tripartito de izquierdas. Los 42 diputados del PSC podrían alcanzar la mayoría absoluta con los 20 de ERC y los 6 de los Comuns, sumando un total de 68 escaños. Esto sería suficiente frente a los representantes de Junts (35), PP (15) y Vox (11). El candidato socialista, Salvador Illa, celebró la victoria afirmando que "Cataluña se pone a funcionar. Con respeto, con educación con todo el mundo, y con ambición, para volver a liderar económicamente España".

Este resultado marca un cambio significativo en el panorama político catalán, con un castigo al independentismo por parte del electorado y una validación de la estrategia de distensión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Los republicanos, a pesar de su obra de gobierno, no han logrado rentabilizar sus acciones y han sido superados por Junts, liderados por Carles Puigdemont.

A pesar de la victoria, Salvador Illa enfrenta el desafío de formar gobierno. Durante la campaña, se mostró abierto a diferentes posibilidades, aunque parece inclinarse por un tripartito de izquierdas con la CUP y los comunes, lo que conseguiría los 68 escaños necesarios.

Sin embargo, la reacción de los potenciales aliados del PSC aún está por verse. Los comunes, que han perdido dos escaños, son quienes más han defendido una coalición de izquierdas. Mientras tanto, ERC ha mantenido un perfil bajo, sin mostrar su apoyo ni oposición, consciente de las diferencias internas que podrían surgir entre su ala social y nacionalista. Por tanto, las negociaciones para formar gobierno en Cataluña se realizarán a varios niveles y no solo a nivel autonómico.

(El Periódico, 13-05-2024)

15/05/2024|