El euríbor afianza su caída en mayo

El euríbor está mostrando una gran volatilidad antes de la reunión del 6 de junio, en la que se espera que el Banco Central Europeo (BCE) reduzca en 25 puntos básicos el tipo de interés oficial. Después de comenzar mayo a la baja, el índice hipotecario alcanzó el lunes pasado su nivel más alto del mes, con un 3,74% en tasa diaria.

Sin embargo, en las dos últimas sesiones, el euríbor ha cambiado de dirección. El martes bajó ligeramente al 3,722%, y ayer retrocedió de nuevo hasta el 3,716%. Estos últimos movimientos se atribuyen a las declaraciones del gobernador del Banco de Francia y miembro del consejo de gobierno del BCE, François Villeroy, quien el martes afirmó que no se debe descartar una segunda reducción de los tipos de interés en julio. Esta postura contrasta con la del presidente del Bundesbank, Joachim Nagel, quien sugiere esperar hasta la reunión de septiembre antes de tomar nuevas decisiones.

"Lo mejor es enmarcar el debate en la necesidad de mantener una política restrictiva este año. Pero dentro de estas restricciones, podemos movernos ligeramente a la baja", señaló el martes el economista jefe del BCE, Philip Lane. Además, Martins Kazaks, miembro letón del consejo del BCE, declaró ayer que el banco central no debería actuar automáticamente para reducir los tipos tras la bajada de junio, ya que aún depende de datos económicos "esenciales".

Por lo tanto, la clave para entender la volatilidad del euríbor es la incertidumbre sobre la magnitud de los movimientos posteriores al 6 de junio, después de una primera bajada que se da por segura. En este contexto, el euríbor experimenta fluctuaciones significativas. En mayo, la tasa diaria ha oscilado ampliamente, desde un mínimo del 3,628% el 9 de mayo hasta un máximo del 3,74% el lunes pasado.

Estas fluctuaciones no impedirán un alivio para las familias al final del mes. A falta de dos días para el cierre de mayo, la media mensual se sitúa en el 3,676%, claramente por debajo del 3,862% del mismo mes del año pasado. Así, considerando una hipoteca a 25 años de 150.000 euros con un diferencial del 1% y revisión anual, la cuota mensual se reducirá en unos 16 euros. Para préstamos hipotecarios con revisión semestral, el ahorro es de aproximadamente 30 euros al mes.

Esta tendencia, salvo sorpresa significativa, continuará en los próximos meses. Es importante recordar que durante estos mismos meses de 2023, el euríbor experimentó una gran escalada. En junio del año pasado, superó el nivel del 4%, en un proceso alcista que alcanzó su punto máximo en octubre, cuando cerró en 4,16%. Por lo tanto, el margen para una reducción de las cuotas hipotecarias es aún amplio, a pesar de la volatilidad del euríbor. El índice rompió en abril una racha de dos meses consecutivos de aumentos, desafiando las previsiones de un recorte progresivo desde comienzos de año, debido al retraso en la bajada de tipos en la zona euro.

En un escenario todavía muy incierto, los expertos siguen pronosticando una disminución del euríbor para lo que queda del año. Asufin estima que el índice cerrará 2024 en el 3%, lo que representará una reducción de aproximadamente 38 euros en las cuotas mensuales y cerca de 460 euros al año. Kelisto cree que puede finalizar el primer semestre alrededor del 3,5%, para acelerar el ritmo de caída hasta aproximadamente el 3% en diciembre.

(El País, 30-05-2024)

03/06/2024|