Estrasburgo admite a trámite la denuncia de UGT sobre el coste de las horas extra en España

El Comité Europeo de Derechos Sociales (CEDS), con sede en Estrasburgo, ha admitido a trámite la reclamación colectiva presentada en enero por UGT contra el Reino de España debido a que nuestra legislación no contempla la obligatoriedad de pagar una prima por la realización de horas extra, lo cual consideran una violación de la Carta Social Europea.

Según ha informado EL MUNDO, este tribunal ha aceptado la queja, lo que implica que ahora el Gobierno y las patronales -tanto española como europea- pueden presentar alegaciones hasta el próximo 21 de julio. Posteriormente, UGT responderá y se abrirá un último turno de alegaciones antes de que el Comité tome una decisión final.

"La actual ley laboral española no garantiza, de manera general, una remuneración incrementada para las horas extras, como requiere el artículo 4.2 de la Carta Social Europea", argumentó el sindicato liderado por Pepe Álvarez en la reclamación, señalando que nuestra normativa permite pagarlas con un sueldo equivalente al de las horas ordinarias.

Este artículo de la Carta estipula que "para garantizar el ejercicio efectivo del derecho a una remuneración equitativa, las partes contratantes se comprometen a reconocer el derecho de los trabajadores a un incremento de remuneración para las horas extraordinarias, salvo en determinados casos particulares". De hecho, a diferencia de España, la mayoría de los países europeos contempla en su legislación un pago incrementado para este tipo de horas.

Al haber firmado esta Carta, España debe cumplir con todos sus artículos, por lo que el sindicato considera que la legislación debería cambiar. La Carta no especifica en cuánto debería incrementarse el pago de las horas extra, pero UGT sostiene que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha establecido precedentes en los que indica que, en ausencia de un acuerdo aplicable, el suplemento debe ser "del 25% para las primeras 8 horas extraordinarias, y del 50% para las siguientes horas extraordinarias".

Esta es la segunda reclamación colectiva que UGT presenta ante Estrasburgo y que podría influir en la legislación nacional, después de la relativa a la indemnización por despido improcedente en España, sobre la que ya han recibido un dictamen favorable.

Aunque este dictamen aún no se ha hecho público, ya ha sido comunicado a las partes. El Ministerio de Trabajo y los sindicatos sostienen que las resoluciones del Consejo de Ministros de la UE a instancias de los pronunciamientos del Comité Europeo de Derechos Sociales son vinculantes a nivel legislativo, aunque existen dudas entre los juristas en España sobre si es obligatorio cumplir con ellas.

(El Mundo, 30-05-2024)

03/06/2024|