La economía de Estados Unidos crece un 1,3% en el primer trimestre

El producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos creció un 1,3% en el primer trimestre de este año, tres décimas menos que lo inicialmente estimado, según informó este jueves el Departamento de Comercio. Este primer ajuste de los dos que realiza el Gobierno en sus cálculos del PIB indica una desaceleración de la actividad económica entre enero y marzo.

El índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos se situó en un 3,4% interanual en abril, una décima menos que en marzo, mientras que el índice subyacente cerró el cuarto mes de 2024 con un 3,6%, dos décimas menos.

Por otro lado, la economía estadounidense generó 175.000 nuevos puestos de trabajo en abril, significativamente menos que los 315.000 creados en marzo, y la tasa de desempleo aumentó una décima, alcanzando el 3,9%. A pesar del enfriamiento del mercado laboral, este ha seguido creando empleo durante 40 meses consecutivos.

La contratación aumentó principalmente en los sectores de salud, asistencia social, transporte y almacenamiento, mientras que apenas hubo cambios en los sectores de minería, extracción de petróleo y gas, manufactura, comercio mayorista, sector de la información y financiero, actividades profesionales, ocio y turismo.

En su reunión de principios de mayo, la Reserva Federal (Fed) decidió mantener los tipos de interés en el rango del 5,25% al 5,5%, su nivel más alto desde enero de 2001. Esta fue la sexta reunión consecutiva en la que la institución mantuvo sin cambios su política monetaria tras la última subida de 25 puntos básicos en julio de 2023 y la pausa iniciada en septiembre.

El comité rector del banco central advirtió que no considerará reducir el rango objetivo hasta tener mayor certeza de que la inflación se está moviendo de manera sostenible hacia el 2%.

En este contexto, la Fed destacó que los indicadores recientes sugerían que la actividad económica continuaba expandiéndose a buen ritmo, con un fuerte aumento del empleo y una baja tasa de desempleo, aunque la inflación, pese a haber disminuido durante el año pasado, seguía siendo elevada.

"En los últimos meses, ha habido una falta de mayores avances hacia el objetivo de inflación del 2%", reconoció la Fed en su comunicado, señalando que los riesgos para alcanzar su doble objetivo de empleo e inflación habían mejorado hacia un mayor equilibrio durante el último año, aunque las perspectivas económicas permanecían inciertas.

(Expansión, 31-05-2024)

03/06/2024|