La recaudación de impuestos deja 7.000 millones extra hasta el mes de abril

La recaudación de impuestos mantiene su ritmo ascendente. En los primeros cuatro meses del año, la Agencia Tributaria ha registrado un aumento del 7,3% en los ingresos, alcanzando los 97.339 millones de euros, casi 7.000 millones más que en el mismo periodo de 2023, que hasta ahora ha sido el año con mayor recaudación de la historia. El buen comienzo de 2024 en términos de ingresos públicos se debe a la normalización gradual de la fiscalidad energética, tras finalizar las rebajas implementadas desde la invasión rusa de Ucrania; a los buenos resultados empresariales; y al incremento de las retenciones del IRPF, impuesto que representa la mitad del aumento registrado.

Los 36.953 millones de euros ingresados solo en abril (un 7% más) son una cifra destacada, ya que la recaudación de este mes es una de las más importantes del año debido a las declaraciones trimestrales de pymes (en retenciones, IVA y pagos fraccionados) y el primer pago a cuenta del Impuesto sobre Sociedades, además de las declaraciones mensuales habituales correspondientes al devengo de marzo (excepto en las de IVA, que en su mayoría son de febrero, y alcohol, que proceden de enero). La Agencia Tributaria señala que en los primeros cuatro meses del año "el patrón de crecimiento de los ingresos es muy parecido al de 2023, con un protagonismo especial de los impuestos directos, aunque ahora con una mayor contribución de los impuestos indirectos".

Así, por un lado, la imposición directa muestra un aumento del 9,6% en ingresos hasta abril, "gracias al dinamismo de las retenciones del trabajo y del capital", con un avance del 8,5% en el IRPF, "y el buen comportamiento de los pagos fraccionados, tanto en las empresas personales (…) como en el Impuesto sobre Sociedades", que crecen un 8%, lo que Hacienda considera un "indicador de la buena marcha de los beneficios al inicio del año". En total, la recaudación del IRPF hasta abril alcanza los 45.146 millones (3.500 más que el año anterior), y la del Impuesto sobre Sociedades sube un 22,1%, hasta los 3.837 millones.

Por otro lado, los ingresos por impuestos indirectos aumentan un 5% en el año, "superando los modestos crecimientos de 2023". "La recuperación del IVA respecto a los registros del segundo semestre de 2023, muy afectados por la reducción de precios energéticos y por la rebaja del tipo en alimentación, explica gran parte del repunte", admite la Agencia Tributaria, recordando que "estos ingresos también se benefician de la subida de tipos en la electricidad y el gas", aunque el efecto de la normalización de la factura fiscal energética "todavía es incompleto". Así, detalla, la recaudación hasta abril solo refleja la subida del tipo del 5 al 10% de enero y febrero, y no el aumento hasta el 21% en la electricidad desde marzo.

Los ingresos por IVA aumentan un 6%, hasta los 37.512 millones en el cuatrimestre, y los Impuestos Especiales alcanzan los 6.742 millones, un 2% más. El aumento de la recaudación se está dando a pesar de algunos impactos negativos en las arcas públicas, como las devoluciones fiscales a mutualistas. Ante la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a compensar a los jubilados de las antiguas mutualidades laborales (de banca, metalurgia, astilleros…) por la doble tributación que sufrieron, Hacienda ha implementado una vía rápida de devolución que asciende, de momento, a 124 millones de euros.

Además, el Ministerio de Hacienda anunció el viernes que el Estado alcanzó el equilibrio presupuestario en los primeros cuatro meses del año, al reducir el déficit a solo 60 millones, con un aumento del 2,8% en los ingresos públicos frente a un incremento del 0,2% en el gasto. El conjunto de Administraciones Públicas, a excepción de las corporaciones locales, presenta por su parte, un déficit del 0,28% del PIB hasta marzo, en 4.541 millones, un 34,9% más.

(Expansión, 03-06-2024)

03/06/2024|