Las hoteleras enfilan un verano récord con un ‘boom’ de reservas anticipadas

Las grandes cadenas hoteleras se preparan para superar las cifras de 2023 este verano, con altas ocupaciones en los meses de julio y agosto y tarifas en aumento, aunque con un alza de precios más moderada en comparación con los dos años anteriores. A mitad de 2024, y con la buena evolución de las ventas anticipadas como respaldo, Meliá, Barceló, RIU, Iberostar, NH (ahora Minor Europe & Americas), Hotusa, Palladium, Paradores y Grupo Piñero prevén una temporada estival récord.

En Meliá anticipan un crecimiento de ingresos superior al 10%, principalmente debido a la subida de precios, con incrementos cercanos al doble dígito. Para prolongar la temporada, muchos hoteles de Meliá abrieron antes de Semana Santa y algunos hoteles de temporada se han mantenido abiertos todo el año.

Barceló también pronostica un aumento de ingresos del 10%, pese a una ralentización de las reservas en las últimas semanas. Las tarifas aumentarán un 8%, especialmente en los hoteles renovados, debido a la buena evolución de las ventas anticipadas, principalmente del mercado doméstico y británico.

NH (ahora Minor Hotels Europe & Americas) espera seguir la tendencia del primer trimestre, cuando logró un crecimiento del 5,3% en tarifas y del 9,2% en ingresos por habitación disponible (RevPAR). Actualmente, la ocupación para julio y agosto en España es dos puntos porcentuales superior a la de hace un año, con un aumento de precios del 5%.

RIU advierte que, aunque las reservas crecen a un ritmo más lento, prevén "muy altas" ocupaciones, rozando o superando el 90%, en todos sus hoteles en España. En cuanto a la tarifa media, registran incrementos respecto a 2023 de entre el 5% y el 8%, según el hotel.

Iberostar enfrenta la temporada estival con "buenas perspectivas" y un crecimiento de doble dígito en las reservas. Por destinos, la cadena destaca el buen comportamiento de Andalucía para el verano, después de un invierno "especialmente favorable" en Canarias. A nivel internacional, subrayan la evolución positiva de los destinos en el Norte de África.

Hotusa señala que, debido al crecimiento del sector y la alta demanda, los clientes optan por la venta anticipada, especialmente en la costa mediterránea y destinos como Santander y Galicia, para evitar el calor.

Paradores anticipa subidas de precios de alrededor del 3% respecto a 2023, con "ligeras subidas" en ocupación, aunque el margen de mejora es pequeño. Su principal cliente es nacional, con Madrid a la cabeza. La cadena estatal destaca que cada año la temporada estival se alarga más. "Este año, terminaremos con cifras récord en mayo, y lo mismo en octubre. Las temperaturas cada vez más altas hacen que, especialmente gracias al cliente internacional, crezcamos en estos meses", añaden.

Palladium, con la intención de extender la temporada lo máximo posible, siempre y cuando el clima y el nivel de reservas lo permitan, anticipa otro año histórico para la industria turística. Reino Unido y España son sus principales mercados emisores, seguidos por Suiza, Alemania y EE.UU. Entre los destinos más demandados están sus hoteles en Ibiza, Menorca, Marbella y Tenerife.

Grupo Piñero, con su cadena hotelera Bahía Príncipe, prevé un aumento en ingresos del 11% en España, impulsado por los mercados de Reino Unido y Centro Europa. Además, Bahía Príncipe estima incrementos en ingresos en otros destinos donde opera, como República Dominicana (+16%), México (+9%) y Jamaica (+12%).

Uno de los retos del sector sigue siendo la retención y captación de talento. Las cadenas han invertido en acciones para facilitar el alojamiento a los empleados o el transporte. Por ejemplo, Hotusa ha invertido en formación, destinando más de medio millón de euros durante el curso académico 2023-2024 en FP Dual y firmando convenios con doce centros en Galicia. "La FP Dual es una clara apuesta de la compañía, desde 2014 hemos formado a más de 800 alumnos y el 50% de ellos han sido finalmente contratados", explican.

Además, las grandes cadenas han reforzado sus plantillas para la temporada estival. Barceló prevé contratar a unos 2.000 profesionales, un 30% más que el año pasado. "La falta de talento cualificado hace que estemos teniendo dificultades para cubrir la mayoría de las posiciones, especialmente en los departamentos de cocina y sala", puntualizan.

(Expansión, 03-06-2024)

03/06/2024|