El Banco Central Europeo (BCE) es el más inflexible del mundo

Su nivel de tolerancia ante el aumento de los precios es mínimo, y sus reacciones son las más extremas ante cualquier desviación al alza. Esto lo indican los datos que miden la "halconidad" (o "hawkishness", en inglés) de las decisiones monetarias. Cuando se habla de la pugna entre los halcones (la facción más dura) y las palomas (los más moderados) en el BCE, la historia demuestra que los primeros suelen imponerse y que incluso las palomas del euro serían consideradas halcones en otros contextos.

Oxford Economics ha realizado un cálculo al respecto. La firma de análisis, vinculada a la universidad británica homónima, ha desarrollado un método para comparar el comportamiento de los bancos centrales entre países y a lo largo del tiempo, al que ha llamado índice de beligerancia o "central bank hawkishness index". El BCE lidera este índice.

El indicador básicamente mide la intensidad de la respuesta monetaria en función del nivel de inflación y de los tipos de interés, con algunas salvaguardas para que sea comparable entre distintos países y épocas. Los bancos centrales que reaccionan más rápido y con mayor intensidad ante subidas de precios encabezan la lista.

Cuanto más alto es el resultado del indicador, más "hawkish" es un organismo monetario, sin que el nivel de los tipos de interés por sí solo influya en ello. "Los bancos centrales con los tipos de interés reales más altos del mundo, como Brasil y México, no son necesariamente los más beligerantes. Esto se debe a que los tipos de interés requieren un contexto, lo que significa ajustarlos según la tasa neutral de cada país, la brecha de inflación y la volatilidad habitual asociada a estos factores determinantes de los tipos de interés oficiales", explica Oxford Economics.

El BCE lidera la tabla entre los 23 países o zonas monetarias analizados, a cierta distancia del resto. El siguiente en la lista es el banco central de la República Checa, seguido por el banco central sueco y el canadiense. México cierra el top 5. La "halconidad" del BCE contrasta con la mayor moderación del Banco de Inglaterra, que es el decimocuarto del ránking; de la Reserva Federal estadounidense (16) y del Banco Nacional Suizo (18). Perú, Colombia y Noruega tienen indicadores muy similares a estos tres últimos.

La tabla se cierra con Rumanía y Sudáfrica, los únicos países cuyos bancos centrales no muestran ninguna tendencia hawkish en sus decisiones. Son claramente palomas, ya que obtienen un resultado negativo en su índice de beligerancia.

Oxford Economics ha probado su teoría con algunos ejercicios prácticos para comprobar su precisión, y asegura que la fiabilidad es elevada. También ha llegado a algunas conclusiones gracias a su indicador, como que los bancos centrales operan más manejando las expectativas que con acciones concretas, algo en lo que los gobernadores de los grandes países se han vuelto expertos, y que las subidas de tipos tienen su efecto en la inflación en un plazo medio de 12 a 18 meses, coincidiendo con las estimaciones de los propios bancos centrales.

Hay una advertencia para el futuro. La escalada de la inflación tras la pandemia puede haber cambiado las reglas del juego. La credibilidad de los bancos centrales ha quedado en entredicho y eso podría llevar a que se centren más en el corto plazo, en los conflictos geopolíticos y en los problemas de suministro.

"Los comités de política monetaria podrían responder a este nuevo entorno mundial con un control más estricto de la inflación, lo que implicaría un cambio estructural en su forma de combatir el aumento de los precios con más subidas de tipos de lo habitual", advierte Oxford Economics. Si esto sucede, los valores del indicador de halconidad actuales se quedarán cortos e incluso el BCE podría parecer una paloma.

Como todavía no se ha llegado a esa situación y es solo una hipótesis, la firma de análisis señala que habrá que esperar para ver si su teoría se confirma o no en este punto. Si la respuesta es afirmativa, los datos del indicador se dispararán.

(Expansión, 04-06-2024)

10/06/2024|