El número de ricos en España crece un 5,6% en 2023, hasta los 250.600

Más fortunas que nunca y con una riqueza récord. En 2023, el número de personas en el mundo con al menos un millón de dólares en activos invertibles (excluyendo su residencia principal, objetos de colección, consumibles y bienes de consumo duraderos) aumentó un 5,1%, alcanzando los 22,8 millones. Según el Informe sobre la Riqueza Mundial 2024 del Instituto de Investigación Capgemini, publicado hoy, el número de individuos con un elevado patrimonio neto, conocidos como HNWI (high-net-worth individual), y su capital, alcanzaron niveles sin precedentes el año pasado, impulsados por la recuperación de las perspectivas económicas globales.

En total, su riqueza mundial creció un 4,7%, llegando a los 86,8 billones de dólares. Este aumento compensa la disminución del año anterior y vuelve a situar las tendencias de los más acaudalados en una trayectoria ascendente. "En términos generales, la economía global está en buen estado y se ha recuperado de la pérdida del año pasado provocada por la inflación, la incertidumbre geopolítica y la lenta reapertura de China. Aunque en 2023 la situación seguía siendo incierta, los actores aprendieron a convivir con esa inseguridad. La inflación bajó, los salarios subieron, la energía se estabilizó, y la llegada de la inteligencia artificial generativa impulsó el desarrollo económico", analiza para EXPANSIÓN Elías Ghanem, responsable de los Servicios Financieros del Instituto de Investigación de Capgemini. Un beneficio no solo para estos afortunados, sino, como matiza Ghanem, "el hecho de que haya más ricos favorece a toda la sociedad y a la economía por sus inversiones".

El aumento de estas fortunas se da en todo el mundo. Divididos en tres categorías: ultra millonarios (30 millones de dólares o más), millonarios de nivel medio (5-30 millones de dólares) y millonarios cercanos (1-5 millones), cada día son más los adinerados. Especialmente en Norteamérica, donde se registró un crecimiento interanual del 7,2% en la riqueza y del 7,1% en la población. Según el estudio, la fuerte resistencia económica, el enfriamiento de las presiones inflacionistas y la recuperación del mercado de renta variable estadounidense impulsaron este crecimiento.

En la región de Asia-Pacífico, el volumen de las cuentas aumentó un 4,2% y la cantidad de ricos creció un 4,8% en 2023. En Europa, la subida fue más modesta, con un 3,9% en riqueza y un 4% en población. América Latina y Oriente Medio registraron un crecimiento aún más moderado, con un incremento de la riqueza del 2,3% y del 2,9%, y de la población del 2,7% y 2,1%, respectivamente. Solo en África disminuyó el número de millonarios, con una pérdida del 1% en su poder adquisitivo y un 0,1% menos de individuos con al menos un millón de dólares, debido a la menor inversión extranjera y al alto costo de las materias primas.

En el puesto 15 de 25 del ránking de países por población millonaria, en España la tendencia también es ascendente: 250.600 personas disfrutan de un elevado patrimonio neto, un 5,6% más que en 2022. En total, las fortunas en España alcanzan los 726.400 millones de dólares, un aumento de 39.200 millones de dólares respecto al año anterior.

Cada vez más, los propietarios de fortunas están pasando de la conservación del patrimonio al crecimiento. El informe también indica que dos de cada tres planean invertir más en capital privado durante 2024 para aprovechar oportunidades futuras. "Hay que distinguir entre las fortunas heredadas y las de reciente creación. Las últimas, impulsadas por la ola tecnológica, siguen creciendo, pero las heredadas deben adaptarse a las nuevas generaciones para avanzar", señala Ghanem. Si antes los abuelos querían reunirse con su gestor, ahora sus nietos quieren tener la información en directo y desde el móvil: "La banca tiene que evolucionar a su ritmo para no perder a esta clientela; este es quizás su gran reto inmediato", alerta el experto.

Especialmente los más acaudalados, ya que, aunque solo representan el 1% de las grandes fortunas, las personas con patrimonios netos ultra elevados, con al menos 30 millones de dólares, concentran el 34% de la riqueza. Son, por tanto, los más atractivos para las entidades. Pero, a más dinero, más exigencias. "Necesitan que los conozcan muy bien como clientes para poder actuar teniendo en cuenta todas las variables. Aquí la inteligencia artificial es de gran ayuda para crear un perfil 360. Es esencial que los bancos actúen con lo que llamamos finanzas basadas en el comportamiento, pero también que sean conscientes de los sentimientos, que afectan a las fortunas", declara.

(El Español, 06-06-2024)

10/06/2024|